Debido a las pasadas las fiestas patrias, donde miles de chilenos se reunieron presencialmente para celebrar la festividad, ahora se está temiendo la llegada de una nueva tercera ola de coronavirus en el país. Los casos de la enfermedad han estado a la baja en los últimos meses. Pero en la zona norte de Chile ha ocurrido totalmente lo contrario, y el país tampoco está libre de nuevas variantes como la delta, o una posible llegada de la R1.

En esta nueva edición de Un País Generoso, conversamos con la viróloga y académica de la Facultad de la Universidad de Chile. Vivian Luchsinger, para tratar esta situación.

«En el exceso de confianza está el peligro»

Sobre el actual escenario que vive el país, con casos de COVID-19 a la baja, la profesional explicó que «en el exceso de confianza está el peligro. Aún se espera el efecto de las fiestas patrias (…) Hay que esperar unas semanas».

Ante las medidas que el Ministerio de Salud (Minsal) ha tomado con el plan Paso a Paso, al establecer las fases de Preparación (3) y Apertura (4) en la gran mayoría de comunas del país, Luchsinger explica que es muy difícil pensar en medidas más restrictivas.

«Lo importante es la autodisciplina y el autocuidado. Hay que recordar que el virus está circulando y que hay casos infectados (…) Aún existe la posibilidad de contagiarse. El virus no se ha ido y la pandemia no está controlada«, añadió.

¿Tendremos que aprender a convivir siempre con nuevos casos o variantes de coronavirus?

La profesional continuó explicando que con «el tremendo revuelo que ha provocado la pandemia, finalmente uno ya sabe que existe y que hay infecciones. Por lo tanto uno ya sabe qué hacer para no infectarse«. Sin embargo, Luchsinger hace énfasis en que hay que aprender a convivir con otros virus respiratorios: «Las medidas de precaución son para todos los virus».

Asimismo, sobre las nuevas variantes que han salido de la enfermedad, tales como la Delta o R1, indica que es un proceso natural del virus. Esto, según afirma, ya que «el genoma comete errores, favoreciendo a otras variantes».

Sin embargo, sí reconoció que, en comparación al invierno en donde Chile se encontraba sobre los 6-7 mil casos diarios de coronavirus, las vacunas que están en circulación son capaces de disminuir la efectividad de nuevas variantes. Por lo tanto, es improbable que aquellos niveles de casos diarios en el país vuelvan a existir.