Si estuviera viva, el 4 de mayo de 2021, la actriz belga Audrey Hepburn hubiese cumplido 92 años. Sin embargo, el ícono de los años dorados de Hollywood falleció a los 63 en 1993, dejando así un legado de moda, belleza y cine que la trasciende hasta hoy.

La actriz fue todo un símbolo en sus años de actriz. Dejó huella de estilo en los años 50 con películas como «Vacaciones en Roma», «Sabrina» y en los años 60, «Desayuno con Diamantes» o «My Fair Lady». Aunque lo que no muchos conocen, es la extraña conexión que Audrey Hepburn sentía con Ana Frank. Esta, una niña alemana de ascendencia judía que se hizo conocida gracias a su diario, donde narró los años en que se ocultó junto a su familia de los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

La parecida vida de Audrey Hepburn y Ana Frank

Audrey Hepburn estudiaba muy bien los papeles que le llegaban constantemente. Participó en 27 largometrajes a lo largo de su vida y rechazó ser parte de muchos más. Entre ellos, en el que hubiese podido encarnar a Ana Frank. Sobre este último, se negó, debido al trauma que ella vivió en la Segunda Guerra Mundial, al igual que la niña alemana.

Según el libro «Dutch Girl: Audrey Hepburn and the World War II», de un reputado biógrafo de mitos de Hollywood, llamado Robert Matzen, la actriz cuando se encontró con la obra de la adolescente por primera vez, no lo podía creer. «Nunca he vuelto a ser la misma», habría dicho.

Esto porque sus historias estaban plagadas de coincidencias, pero con un destino paralelo. Dos niñas de pelo negro, holandesas y nacidas en países vecinos, y en el mismo año, con tan sólo seis semanas de diferencia. También, la actriz y su madre se fueron a vivir a un departamento en Amsterdam después de la guerra (1946) y su vecino de arriba era un empleado de la editorial que publicó el trabajo de la autora fallecida en 1945.

El día que fusilaron al tío de la actriz en la Segunda Guerra Mundial

El editor conocía la historia de juventud de Hepburn y pensó que el libro le resultaría interesante de publicar. «Corrieron ríos de lágrimas», recuerda la belga luego de adentrarse en el diario. «Me puse histérica», añadió.

audrey hepburn ana frank

Esto, porque no sólo revivía los horrores de la guerra, sino porque el Diario de Ana Frank le tocaba de cerca. Incluso este hablaba de la ejecución de cinco rehenes a manos de los nazis el mismo día en que fusilaron a su propio tío, Otto Van Limburg.

«Ese fue el día que a mi tío lo ejecutaron», recordó años después Audrey Hepburn en una entrevista. «Y en palabras de esta niña, estaba leyendo sobre lo que estaba dentro de mí y todavía está. Fue una catarsis para mí. Esta joven a la que encerraron entre cuatro paredes y pudo escribir un reporte completo de lo que experimenté y viví», lamentó.

Incluso a ambas les gustaba el ballet y hasta puede que lo practicaron al mismo tiempo. Ana Frank desde su encierro para matar el tiempo y Audrey Hepburn en una escuela de Arnhem. Sin embargo, los nazis cortaron esto al llevarse a Ana Frank a un campo de concentración.

audrey hepburn ballet ana frank

Lo último que escribió la joven de 15 años en su diario fue el 1 de agosto de 1944. Ese día fue cuando la Gestapo descubrió el escondite de los Franks y sus cuatro acompañantes donde habían estado 25 meses. Los enviaron a Westerbork y a Auschwitz, donde morirían todos menos Otto Frank, el padre de familia. Este, coincidentemente, se llamaba igual que el tío de Audrey Hepburn.

¿Por qué la actriz rechazó interpretar a la niña alemana en una película?

Años después, éste insistió en que fuera Audrey Hepburn quien hiciera la película de George Stevens sobre su hija. Sin embargo, la actriz reconoció que no habría sido capaz después de releer el diario.

«Estaba tan destrozada por todo aquello, que dije que no podía lidiar con ello. Es un poco como si a mi hermana le sucediera esto… de alguna forma, ella era mi hermana del alma«, dijo.

Sin embargo, Audrey Hepburn aceptó reunirse con Otto Frank a modo de cortesía y con su segunda mujer, Elfriede, en Suiza. Sobre ese encuentro, la actriz recordó que pasaron un día «maravilloso» y que Frank le suplicó que aceptara el papel, ante lo que se negó finalmente.

audrey hepburn otto ana frank
Audrey Hepburn con Otto Frank y su esposa.

El papel finalmente lo aceptó la debutante Millie Perkins, para una cinta que ganó 3 Premios Oscar para los 8 en los que estaba nominada en 1960.