Este miércoles, el Ministerio de Salud (Minsal) informó un total de 4.914 casos nuevos de COVID-19 en Chile. De esta manera, la positividad en el país ascendió a un 12,23%. Al menos en la Región Metropolitana, ya se lleva poco más de un mes en fase 1 de cuarentena, tras la preocupante alza de casos que hubo en las últimas semanas y que han evidenciado un rebrote. Con más de un año en pandemia y de la experiencia que el Gobierno ha tenido, ¿Será conveniente rediseñar el plan Paso a Paso?

En esta edición de Un País Generoso, conversamos con el presidente del Colegio Médico de Valparaíso y sobre las recomendaciones que cree son necesarias para enfrentar este nuevo año de pandemia en el país.

¿Hay «luz al final del túnel»?

Ante el constante cambio de cifras que existen cada semana en los balances del Minsal, Werner Núñez le preguntó al presidente del Colegio Médico de Valparaíso, Ignacio de la torre, si es que existe una manipulación de cifras o si sólo están mal explicadas y mal representadas. Al respecto, el médico recordó cuando el presidente dijo que se ha visto una leve mejoría en las cifras de la pandemia. «No es así, no estamos viendo la luz al final del túnel. No es un buen momento y sólo ayer se instaló el debate de que algunas comunas puedan avanzar en el plan Paso a Paso. Se le informa mal a la gente«, advierte.

«Hoy se están hospitalizando en UCI las personas en que cuyos días tuvimos 9 mil casos. Pueden pasar hasta 14 días hasta que una persona desarrolle una neumonía grave y quede en UCI», agrega.

El profesional considera que el Gobierno está afectando la comunicación de riesgo al sugerir que hay una leve mejoría: «Hoy los hospitales están mucho más colapsados que la semana pasada. Se le entrega a la ciudadanía una falsa sensación de seguridad».

¿Rediseñar el plan Paso a Paso?

Sobre la necesidad de rediseñar el plan Paso a Paso, La Torre comenta que, inicialmente, era un proceso que se planteó para que en fase 1, se buscara prohibir todas las actividades; en fase 2, realizar una pequeña apertura; en fase 3, permitir las actividades de moderado riesgo; y en fase 4, permitir las de mayor riesgo, donde las posibilidades de contagio bajan y el virus circula menos.

Sin embargo, en diciembre explica que este plan se transformó en algo misceláneo, donde la fase 2 y la fase 4 comenzaron a parecerse entre sí. Esto, con colegios, casinos, restaurantes, gimnasios y multitiendas abiertos. Y esto sólo en fase 2, la cual está a un solo paso del confinamiento total. «La distancia pasó a ser algo que no tenía lógica sanitaria», comenta. Por ello, el médico considera que estos recintos deberían mantenerse cerrados en fase 2.

Por una parte, considera que las actividades de bajo riesgo son, por ejemplo: correr por la calle solo, o ir a una playa o a un parque a tomar aire. Por otro, las que considera de alto riesgo, son las clases de spinning dentro de un gimnasio, y las salas de clase mal ventiladas. Con esto en mente, cree que hay que elegir ciertas actividades que sí deberían permitirse según la fase en la que nos encontremos.

«Hoy hay variantes extranjeras e ingresan a UCI personas más jóvenes. Tenemos que cambiar la comunicación de riesgo y dirigirnos a los jóvenes y al grupo de menos de 50 años. Explicarles los riesgos de contagio y rediseñar el plan Paso a Paso», añade.

¿Abrir los colegios?

Para finalizar, el presidente del Colegio Médico de Valparaíso considera que, con el fin de que se descompriman los hogares, en términos de dinámica y de la calidad de educación de los más pequeños, cree que los colegios deberían ser los únicos que abrieran en caso de avanzar a fase 2.

«El Colegio Médico, cuando participó en una mesa de trabajo, consideró que es un bien superior que (los niños) tengan contacto entre ellos. Sin embargo, con alta circulación viral, las salas de clases son peligrosas sobre todo en invierno. Si queremos que vuelvan en fase 2, hay que tomar medidas estrictas en salas de clases y su ventilación», explica. «En colegios de otros países, se realiza una medición del CO2 para analizar qué tan viciado está el aire. Si tu clase es al aire libre, el contagio es muy bajo», añade desde un punto de vista social.

Por ello, cree que en una fase 2, se deberían mantener cerrados los bares, restaurantes, mall y gimnasios. Esto, para que no ocurra lo mismo del año pasado, en el que recuerda metafóricamente que, «Después de un incendio forestal gigante, tu le das permiso a gente para hacer fogatas en el bosque», finaliza.