Un fuerte sismo de magnitud 7 en la escala de Richter afectó a la costa oeste de Turquía y parte de Grecia durante la mañana de este viernes 30 de octubre. 

El sismo se sintió en Estambul y Atenas, y tuvo lugar en el mar Egeo, al sudoeste de Izmir, una de las ciudades más grandes de Turquía, y cerca de la isla griega de Samos.

Te puede interesar: ¿Quién puede postularse? ¡Revisa los requisitos para ser constituyente!

De acuerdo a la información entregada durante las primeras horas, en la ciudad de Izmir el movimiento de tierras provocó el colapso de al menos 20 edificios en Izmir, según el alcalde de la ciudad, Tunç Soyer, quien también agregó que hasta ese momento no había personas fallecidas.

Construcciones también cayeron en lugares como Bornova y Bayrakli luego del temblor, dijo en Twitter el ministro del Interior de Turquía, Suleyman Soylu.

«Nuestros equipos continúan con sus evaluaciones e intervenciones en terreno», dijo la autoridad turca.

Con el pasar de las horas, las autoridades dijeron que 17 personas murieron en áreas costeras en el oeste de Turquía, mientras que dos adolescentes murieron en la isla griega de Samos después de que un muro colapsara sobre ellos.

Después del terremoto, las autoridades turcas alertaron a la población de un tsunami que podría llegar de manera “inmediata” a las costas de Turquía y que finalmente golpeó a la ciudad de Seferihisar.

En Grecia, el movimiento telúrico sacudió con fuerza las ciudades de Creta y Atenas.

Al menos 709 personas resultaron heridas en Turquía.

Se han registrado un total de 196 réplicas, 23 de las cuales fueron de magnitud superior a 4.0. Las operaciones de búsqueda y rescate continúan.

¿Ha de afectar el movimiento telúrico ocurrido en el mar Egeo a la costa chilena? Pues de acuerdo al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) está descartado que este sismo reúna «las condiciones necesarias para generar un tsunami en Chile”.