Un grupo de científicos de Países Bajos, han descubierto un par de glándulas que están escondidas en el cráneo humano donde se encuentra la cavidad nasal y la garganta. Esto durante una exploración diseñada para buscar crecimientos tumorales.

Para estar seguros, los científicos observaron escaneos de la cabeza y cuello de otras 100 personas y también diseccionaron dos cadáveres, uno masculino y otro femenino. De esta manera se dieron cuenta de que todos presentaban esta parte del cuerpo que no había sido descubierta.

“Pensamos que no era posible descubrir esto en 2020”, aseguró el autor principal del estudio, Matthijs H. Valtasar, cuando explica que los médicos estaban escépticos al descubrimiento.

La investigación fue publicada en la revista Radiotherapy and Oncology.

¿Cómo lo descubrieron?

Esta “identidad desconocida” solo se logró captar cuando los doctores utilizaron un tipo de exploración nuevo llamado PSMA PET/CT que se ha aplicado para detectar la propagación del cáncer de próstata.

“Hasta donde sabíamos, las únicas glándulas salivales o mucosas en la nasofaringe son microscópicamente pequeñas (…). Así que imagina nuestra sorpresa cuando encontramos estas”, dijo Wouter Vogel, oncólogo radioterapeuta del Instituto del Cáncer de los Países Bajos.

Pero… ¿Es un nuevo órgano?

Las “glándulas tubarias” recientemente descubiertas hicieron que se armara un debate en cuanto a si se trata de un nuevo órgano o si podían considerarse parte del sistema de órganos de las glándulas salivales.

Sin embargo, el estudio arrojó que “estos hallazgos apoyan la identificación de las “glándulas tubarias” como una nueva entidad anatómica y funcional”.

Además la doctora Valerie Fitzhugh de la Escuela de Medicina de Rutgers New Jersey, quien no participó del estudio, dijo que pese a que fueron descubiertas recientemente, “es difícil excluir que puedan representar a grupos de glándulas salivales menores”.

Te puede interesar: Desmienten descubrimiento de la NASA de un «universo paralelo»

Y frente a esto mencionó que aún hay mucho que aprender respecto al cuerpo humano pero “la tecnología nos está permitiendo hacer estos descubrimientos. Este podría ser el primero de algunos descubrimientos emocionantes dentro del cuerpo”.