Este lunes debía comenzar el juicio oral en contra del ex canciller del arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz Toledo, sin embargo este se canceló.

La audiencia se aplazó para marzo del próximo año. Entre las razones que esgrimió el Ministerio Público, están la presentación de una licencia médica por parte Gabriel Henríquez, abogado de Muñoz, y la ausencia de testigos para la fecha.

Te puede interesar: Diputados aprueban ley antisaqueos y pasa a votación en el Senado

«Con la transparencia debida, nosotros se lo comunicamos el día sábado al Ministerio Público y al querellante. Y bueno, correspondía pedir el reagendamiento», aseguró la defensa del imputado. Muñoz está bajo arresto domiciliario nocturno en la casa de su madre en Macul, debido a su acusación por abuso sexual y violación. Es por esto que desde fiscalía piden 41 años de presidio.

El pasado 18 de noviembre se notificó desde el Vaticano que Muñoz ya no tendría el estado clerical, debido a los delitos de abuso sexual a menores.

Este será el primer proceso penal desde que en mayo de 2018 se iniciaron las investigaciones sobre los presuntos abusos sexuales ocurridos en la Iglesia.

Te puede interesar: Nuevo balance INDH: 240 personas sufrieron daños oculares en manifestaciones