El lunes 9 de diciembre una de las voces más inconfundibles del rock europeo de los 80 dijo adiós. A los 61 años, Marie Fredriksson se despidió de este mundo para dar un alto a su rígida y dura batalla contra un tumor cerebral, diagnosticado en 2002.

La cantante batalló por más de 15 años contra el fatal diagnóstico y, a pesar de todas las dificultades que implicó su enfermedad -haber tenido que aprender a hablar, leer y cantar de nuevo-, ella no dejó los escenarios hasta 2016. Primero volvió para dar un nuevo disco a su carrera solista con «The Change» y luego junto a Roxette en 2011, con discos de estudio como Charm School (2011), Travelling (2012) y Good Karma (2016), además de conciertos —entre ellos Chile en 2011 (Movistar Arena) y 2012 (Teatro Caupolicán)— y un disco de despedida por los 30 años de la banda. 

Te puede interesar: 10 canciones para recordar a Marie Fredriksson, vocalista de Roxette

Horas después de hacerse público el deceso de la cantante, cientos de fanáticos lloraron la muerte de Fredriksson en redes sociales. Sus pares también la homenajearon con recuerdos, siendo sin duda el más especial de todos el que escribió su compañero de aventuras musicales, Per Gessle. El sueco twitteó: «El tiempo pasa tan rápido. No fue hace tanto tiempo que pasamos días + noches en mi pequeño departamento compartiendo sueños imposibles. ¡Y qué sueños llegamos a compartir! Me siento honrado de haber conocido tu talento y generosidad. Todo mi amor va para ti y tu familia. Las cosas jamas serán las mismas».

Ambos se conocieron a finales de los 70, cuando Fredriksson era miembro del grupo pop Strul & Ma Mas Barn y Gessle estaba tocando con Gyllene Tider, uno de los grupos más grandes de Suecia. Tras esa junta en 1986 dieron vida a Roxette, ella como una de las voces más prometedoras de Suecia y él como uno de los compositores más reconocidos. Así debutaron con el sencillo «Neverending Love», seguido de un exitoso álbum, «Pearls of Passion».

«Muchas gracias, Marie, gracias por todo», comunicó Gessle en un comunicado publicado por la BBC horas después del anuncio de la muerte de la cantante.«Eras un músico sobresaliente, una maestra de la voz, un intérprete increíble. Gracias por pintar mis canciones en blanco y negro con los colores más hermosos. Fuiste la amiga más maravillosa durante más de 40 años. Estoy orgulloso, honrado y feliz de haber podido compartir gran parte de tu tiempo, talento, calidez, generosidad y sentido del humor. Todo mi amor está contigo y tu familia».

marie fredriksson muerte

Te puede interesar: 1992: El año en que Roxette llegó por primera vez a Chile