A través de una circular, la Superintendencia de Salud estableció que las isapres no podrán rechazar la afiliación, restringir la cobertura o dar termino de contrato debido a la identidad de género.

De incurrir en alguna falta, las isapres deberán pagar una multa de hasta mil UTM (50 millones de pesos).

Te puede interesar: Liceo de Independencia se convierte en primer colegio multigénero del país

La circular cita: “la identidad de género no es una enfermedad, una patología ni una condición de salud, sino que forma parte de los atributos inherentes de la persona humana, por lo que no se encuentra dentro de las preexistencias declarables que trata nuestra norma sectorial”. Esto quiere decir que las personas trans no necesitan declarar su identidad de género.

Desde el Movilh, el encargado de Derechos Humanos, Ramón Gómez, declaró a Radio Bio Bio que se trata de un avance histórico, y que “se termina así la transfobia en un tema muy sensible y relevante para toda persona, como es el acceso a la salud”.

Te puede interesar: Lanzan nueva línea de muñecas sin normas de género