Noticias

"Como si tuviera que estar agradecida": Actriz de She Hulk rechaza ser tildada como un personaje femenino fuerte

Tatiana Maslany, quien encarna a la protagonista verde de She Hulk, no está de acuerdo con las etiquetas que reciben los personajes femeninos

she hulk tatiana maslany
Disney

Tras el anuncio de She Hulk, la nueva serie de Marvel que se estrenará en streaming, la protagonista, Jennifer Walters (interpretada por Tatiana Maslany), ha recibido todo tipo de comentarios tanto por los efectos especiales con los que lo crearon, algunos adelantos de las escenas en el trailer, y por ser un "personaje femenino fuerte".

Ahora, la actriz abordó esta última calificación, la cual no es de todo su gusto.

She Hulk: ¿Por qué a Tatiana Maslany no le gusta ser etiquetada como un personaje femenino fuerte?

En entrevista con The Guardian, Tatiana Maslany de She Hulk, criticó el estereotipo de personaje femenino fuerte. Calificándolo como "reductivo" y "frustrante" y mostrando su rechazo a colocar etiquetas enellas.

“Es reductivo”, dijo. “Una eliminación de todos los matices, un tema recurrente. Es una caja en la que nadie cabe. Incluso la frase es frustrante. Es como si tuviera que estar agradecida de poder serlo”.

Sobre su decisión de actuar en She Hulk, en la que interpreta a la prima de Bruce Banner (Mark Ruffalo), explicó que no fue la fuerza de su personaje lo que la atrajo al papel.

“Lo que me atrajo del papel es lo humana y lo poco heroica que es, y el poco interés que tiene en perseguir todo eso”. Añadió.

“Lo que me hizo decir, 'Oh, bien, se siente fresco y sorprendente', se siente profundamente, usando un término binario, femenino. Hay una feminidad en ello. Esa palabra se usa a menudo como un término burlón, pero para mí hay una celebración de la amistad femenina en She Hulk que es muy divertida”.

Sobre el futuro de los proyectos de Marvel que protagonizan mujeres, agregó lo siguiente al medio. "Estoy realmente interesada en saber cuándo estas voces (marginadas) pueden hablar sin que sea como, 'Oh, Dios mío, son todas mujeres' o 'Oh, Dios mío'. Es una historia sobre una pareja queer. Y esas historias se vuelven tan innatamente esperadas al hacerse especiales”.