A partir de las 00:00 horas de este viernes 1 de octubre, el Estado de Excepción Constitucional llegó a su fin. Este regía desde el 19 de marzo de 2020 tras la llegada de la pandemia del coronavirus al país. La que mantenía ciertas restricciones, y entre ellas, el toque de queda.

En esta edición de Un País Generoso, conversamos con Marcelo Cicali, dueño del bar Liguria y presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Providencia. Esto para hablar sobre el fin del toque de queda. Y sobre los cambios culturales que podría haber en los chilenos tras dos años y medio con la medida.

¿Ha existido un cambio cultural en los chilenos tras el fin del toque de queda?

Con respecto a cómo estuvo el ambiente este jueves 30 de septiembre, dijo que los clientes cambiaron sus hábitos. Esto yéndose más temprano de los lugares y preparándose mejor para ello. Si bien la crisis sanitaria y económica sigue, considera que están mucho mejor que antes tras la apertura de movilidad que se ha dado en el país y el fin del toque de queda.

Pero sin tener en cuenta los hábitos que surgieron durante la crisis sanitaria, el dueño del Bar Liguria considera que las generaciones anteriores eran mucho más bohemias y callejeras que antes.

En comparación a la actual que, según él, acostumbran más a estar en pantallas de dispositivos digitales y aplicaciones. Y hasta este jueves, sobre todo con el toque de queda.

En esa línea, Cicali afirma que los trabajadores de restaurantes y otros locales se acostumbraron a salir más temprano. Por lo que ahora tienen mayores horas de sueño y, en algunos casos, podrán disfrutar de más tiempo con su familia.

Con respecto a cómo se han comportado los clientes de su local en estos meses donde ha existido una mayor apertura de movilidad, considera que han sido muy responsables. Afirma que han dado el ejemplo con sus respectivos pases de movilidad, toma de temperatura y de mucho cuidado.