Una noticia muy preocupante está dando que hablar respecto a la seguridad y el espionaje internacional.

Se trata del programa informático Pegasus. El programa sería responsable de espiar a periodistas, activistas e incluso a lideres políticos del mundo.

¿Qué es Pegasus?

Como te contábamos más arriba, Pegasus es un software informático desarrollado por NSO Group.

NSO Group es una empresa israelí especializada en programas de espionaje que vende sus productos para combatir, en sus palabras, grupos y organizaciones criminales.

Sin embargo, estas semanas el nombre de NSO y Pegasus está en boca de gran parte del mundo por acusaciones en su contra.

Entre esas acusaciones está que la empresa obtuvo al menos 50 mil números telefónicos a través de Pegasus, entre los que se encuentran periodistas, políticos y activistas.

Según relata BBC, NSO ya negó todas las acusaciones en su contra diciendo que no pone en las manos de cualquiera sus programas.

Además, desde la empresa israelí dijeron que investigarán cualquier prueba que indique un uso indebido del programa y retirará el sistema para quienes violen las condiciones.

Implicancias políticas

Lo más preocupante es el posible uso que algunos gobiernos puedan hacer del software.

Como explica la empresa, el programa es ocupado como método de espionaje para grupos terroristas y criminales.

Pero el problema es cómo los gobiernos determinan qué grupo o individuo es un potencial peligro.

De esta manera, líderes políticos o activistas que tienen algún conflicto con gobiernos pueden ser objeto de espionaje.

También, como explican en BBC, muchos de estos países no cuentan con supervisores que controlen el uso de estas tecnologías, lo que vuelve mucho más peligroso el software.

Dentro de las noticias relacionadas a Pegasus más bulladas está la que asegura que India intentó espiar al líder espiritual tibetano Dalai Lama.

Como reporta El Periodista, Nueva Delhi la capital de India atacó los teléfonos de familiares del Dalai Lama en busca de información sobre el líder tibetano.

Sin duda una noticia preocupante para el desarrollo de políticas internacionales en una época marcada por tensiones de confianza entre naciones.