«¿Cómo puedes ser una artista y no reflejar los tiempos?», señaló la legendaria Nina Simone luego de una pregunta sobre su activismo político en derechos sociales a los ciudadanos afrodescendientes. Solo esta frase ejemplifica la importancia de utilizar las plataformas para hablar de importantes temas, algo que las siguientes mujeres del mundo de la música nunca dudaron en hacer.  

Así, en un nuevo Día Internacional de la Mujer, recordamos a aquellas mujeres que fueron rebeldes en sus épocas, enfrentándose y cuestionando lo establecido. Además, destacamos su gran impacto en las siguientes generaciones de mujeres que se han inspirado en estas para alzar su voz.

Mujeres rebeldes de la música

Nina Simone

Dicen que no hay artista más cercana al espíritu de lo punk que Nina Simone. Y es que la artista jamás tuvo miedo de expresar sus opiniones frente a las injusticias raciales de la sociedad y en especial la opresión que sufren las mujeres afrodescendientes bajo todo un sistema opresivo que esta identificaba.

Aprovechó que múltiples personas blancas consumían su música para hacerlos reflexionar y denunciar los crímenes en contra de la población afrodescendiente. Así mismo, se negó a ser discriminada por el color de su piel, que en esa época no permitía que se sentara junto a personas blancas. 

Sin duda su voz se convirtió en una arma política, musicalizando el periodo de demandas sociales que exigían detener la violencia por actor de racismo. Así, es una clara muestra de la importancia de utilizar las plataformas para algo más que el arte, sino que para alzar la voz ante las injusticias.

Grace Jones

Desde un principio, quedó claro que a Grace Jones le importaba poco lo que la gente pensara sobre ella. Cosas que algunos recién hablan, Grace Jones ya lo exponía en la década de los setenta y comenzaba su propia revolución a favor de una sexualidad libre y sin prejuicios.   

«Tanto como pueda, tan negra como soy», cantaba desafiante la icónica Grace Jones, dejando en claro que su identidad no es algo por lo que disculparse. Mientras algunas le cuestionaban si era bisexual, solo respondía que las mujeres eran hermosas y que las amaba, o sino no se amaría a si misma.

Hoy Grace Jones es todo un ícono del amor propio y de ser tan fiel a si mismo como se pueda. Y es que, tras todos estos años, su impacto se encuentra en cada rincón que lucha por la originalidad y por mantenerse fuerte ante las críticas del resto.

Madonna

Para Madonna hubiera sido sencillo quedarse como una cantante inofensiva que hacía música pop pegajosa. Después de todo, ya con su álbum debut había conquistado parte del mundo. Pero la artista jamás se conformó con ser una más del montón.  

Rápidamente, pasaría a cuestionar la religión, el abuso a hombres y mujeres afrodescendientes, la opresión a la sexualidad femenina, la discriminación a hombres homosexuales y los prejuicios en torno al VIH/Sida.  

«¿Qué tan lejos puede llegar Madonna?» Una pregunta que la artista se aburrió de responder. Y es que Madonna podía llegar tan lejos como lo requiriera el momento en que sacara su música, ya sea con su libro «Sex» o sus denuncias a la guerra en su más reciente ‘Madame X’. La Reina del Pop está bastante lejos de ser solo el objeto pop que muchos quisieron que fuera. 

Sinead O’Connor

Hoy en día se habla mucho de la «cultura de la cancelación». Muchos reaccionan con escándalo cuando directores, músicos y actores son «cancelados» por sus comentarios o acciones que causan rechazo. Sin embargo, pocas veces estos realmente tienen alguna consecuencia en la industria, a diferencia que la que tuvieron mujeres como Sinead O’Connor.  

En una época donde todos se negaban a denunciarlo, Sinead O’Connor rompió una foto del Papa en vivo en una icónica presentación de Saturday Night Live. «Luchen contra el verdadero enemigo», anunció para denunciar los casos de abuso sexual por parte de la religión. 

Las radios dejaron de tocarla y la industria le dio la espalda. Sin embargo, hoy su voz resuena fuerte y es vista como un lamentable sacrificio de mujeres que se atrevieron a hablar contra los poderosos y arriesgaron su carrera. En medio de disculpas a artistas como Britney Spears, es momento de ofrecerle una a Sinead O’Connor.

Ana Tijoux

Si hablamos de mujeres rebeldes de la música, no podemos dejar fuera a alguna representante de la música chilena. Ana Tijoux ha dominado una escena dominada principalmente por hombres, enfrentando la misoginia y callándola con su innato talento para rapear y escribir.   

Así mismo, la artista se para fuerte contra la discriminación y racismo en contra de mujeres que están fuera de ideales euro centristas de belleza. Así, su mensaje de resistencia es amplificado como solo ella podía hacerlo: con su música.