Un novedoso momento se vivió en una comisaría de Estados Unidos hace unos días atrás luego de que parte del cuerpo de la policía pusiera música con copyright para que no los grabaran.

El suceso ocurrió a partir de la detención policial de una activista de la zona llamado Sennett Devermont intentara grabarlos con la cámara de su celular con el fin de demostrar que la multa que se le otorgó era innecesaria e injusta.

Comenzó a hacer un video en vivo mediante Instagram, cuyo objetivo era exhibir a los policías que estaban realizando un acto que no era “válido” para él.

Sin embargo, el objetivo de esta joven no resultó como esperaba. En cuanto el policía, específicamente el sargento Billy Fair, se dio que estaba grabando comenzaron a poner música con copyright. Esto implicaba que al momento de subir esta grabación, la red social pudiera vetar el video al instante.

En el video se puede divisar que el sargento comienza a poner una canción apenas el activista comienza a hacerle las preguntas.

Al menos en esta ocasión, Devermont afirmó en la descripción del vídeo que logró a subir a Instagram que cree que el oficial hizo esto a propósito:

“Está usando música con derechos de autor para evitar que yo pueda difundir estos vídeos en las redes sociales”.

Sin embargo, según comenta el medio Vice esta no es la primera vez que ocurre algo así.  Días atrás comenzó a sonar un clásico de los Beatles apenas comenzaron unas personas comenzaron a grabar al cuerpo policial. Es más, fue la canción ‘In My Life’ la que se sintió en toda la comisaría. 

¿Por qué los videos se borran por copyright?

Recordemos que los derechos de autor, o copyright en inglés, tienen la finalidad de que no se utilicen obras de artistas sin su permiso previo. 

En este sentido, la red social Instagram es muy categórica. Apenas hay música de fondo se bloquean los derechos, por lo que el video, foto, publicación –o lo que sea– termina borrándose al poco tiempo de ser subido.