Según información de la BBC, la difteria es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Corynebacterium diphtheria, que suele afectar principalmente las membranas mucosas de la nariz, garganta, vías respiratorias superiores y, a veces, a la piel.

Además, produce una toxina que puede afectar a otros órganos y hace que una membrana de tejido muerto se acumule sobre la garganta y las amígdalas, provocando dificultades para respirar y tragar.

Presenta un porcentaje de mortalidad de entre el 5% y el 10%, dependiendo de cada caso y es grave cuando se produce miocarditis, es decir, inflamación del músculo cardíaco o también inflamación de los nervios periféricos.

Un caso de contagio de esta enfermedad, fue recientemente descubierta en Perú, tras años desde que la habían erradicado. Se trata de una niña de cinco años que vive en el centro de Lima. Ante esto, el vice ministro de salud del país aseguró que la pequeña solo había recibido vacunas al nacer pero no las posteriores para reforzar la inmunidad y por eso las autoridades están evaluando y analizando los casos de niños que no tengan todas las vacunas necesarias.

Esta bacteria se contagia por el aire y también por tomar contacto con superficies contaminadas. Algunos de sus síntomas más comunes son, dolor de garganta, ronquera y secreción nasal, dificultad para respirar, fiebre, escalofríos y malestar generalizado, aparición de una membrana de color grisáceo en la garganta y amígdalas, entre otros.

Para su tratamiento, la OMS recomienda una serie de vacunación primaria de 3 dosis, seguida de 3 dosis de refuerzo y también puede tratarse con la antitoxina de la difteria así como con antibióticos para matar la bacteria.

Te puede interesar: Covid-19 en el mundo: Más de 27 millones de personas han contraído la enfermedad

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó este año la presencia de casos de este virus en Brasil, República Dominicana, Haití y Venezuela.