Gracias al Very Large Telescope de ESO se pudo captar una burbuja de gas, conocida como NGC 2899. Conocida como «mariposa espacial» por su aspecto, es la primera vez que se obtiene una imagen de este objeto con tanto detalle.

Te puede interesar: Lo que tienes que saber de ITER, el reactor termonuclear que comenzó su ensamblaje en Francia

Para poder captarla, los astrónomos utilizaron el instrumento FORS (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph, reductor focal y espectrógrafo de baja dispersión), instalado en UT1 (Antu), uno de los cuatro telescopios de 8,2 metros que componen el VLT de ESO, en Chile.

Las franjas de gas de la “mariposa” se extienden hasta un máximo de dos años luz desde su centro. En las imágenes, es posible ver como brilla intensamente frente a las estrellas de la Vía Láctea, a medida que el gas alcanza temperaturas superiores a diez mil grados.

La «mariposa espacial» está situada entre 3.000 y 6.500 años luz de distancia, en la constelación austral de Vela. Posee dos estrellas centrales, las cuales se cree que son las responsables del aspecto casi simétrico que tiene la burbuja de gas.

Esta imagen proviene del programa Joyas cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que produce imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con fines educativos y divulgativos.

Te puede interesar: Nueva investigación parece haber resuelto el misterioso origen de los megalitos de Stonehenge