Durante el mes de junio, el Amazonas vivió 2.248 fuegos en su zona ubicada en el territorio brasilero. La cifra no es menor, ya que las autoridades de Brasil confirmaron que trata del peor registro de incendios forestales en los últimos 13 años.

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Llévate el vinilo «The Game» de Queen que cumple 40 años!

Respecto a la misma fecha hace un año, el Instituto Nacional de Estudios Espaciales (INPE) informó que la cantidad de incendios aumentó 19,6% y, por primera vez desde 2007, el mes de junio de este año superó la marca de los 2.000 incendios.

incendios

Desde enero a junio, el INPE detectó 7.903 focos de incendio en la selva del Amazona. Lamentablemente junio es el mes en el que se da inicio a la temporada de sequía en la zona, un periodo en el que habitualmente se registra el mayor número de quemas y que se extiende hasta octubre. 

De acuerdo a lo que informa el diario El País, después de la deforestación y la retirada de madera valiosa, el fuego se utiliza para afectar las áreas boscosas y para la ocupación ilegal del territorio protegido en el Amazonas.

El mismo medio también expone que la llegada de Jair Bolsonaro al poder ha convertido la lucha contra los incendios ilegales en la selva amazónica en un reto aún mayor. Esto, ya que algunos especialistas creen que la retórica permisiva de Bolsonaro ha estimulado el grilagem (apropiaciones ilegales de tierras públicas) y la minería ilegal en la región.