El presidente Donald Trump revocó las restricciones sobre la caza de osos y lobos. Anteriormente Barack Obama las había prohibido por los polémicos usos de cacería, ya que se utilizaban rosquillas como carnada, linternas para cegarlos o dispararles mientras hibernaban con sus cachorros.

Te puede interesar: Lanzan brutal tráiler de la segunda temporada de “The Boys”

Las técnicas, que también incluyen la cacería de lobos junto a sus crías en sus guaridas y la posibilidad de disparar a caribúes desde los barcos, las cuales han sido muy criticadas por los ecologistas. Sin embargo, frecuentemente son utilizadas por los indígenas para subsistir.

Luego que en el 2015 Obama prohibiera estas técnicas de caza en Alaska, los cazadores y muchos funcionarios locales electos desafiaron la prohibición. Incluso llegando a tribunales, argumentando que la prohibición invadía el modo de vida de sus residentes y afectaba a su capacidad de alimentar a sus familias.

osos

Ahora que Trump nuevamente levantó esta prohibición, miembros de organizaciones de conservación y protección de animales condenaron la decisión. Critican al mandatario por poner por encima de las especies los intereses económicos.

“El gobierno de Trump cayó a un nuevo nivel en términos de tratamiento de la vida silvestre”. Señaló Jamie Rappaport Clark, presidente de la ONG Defenders of Wildlife.

Te puede interesar: Holanda confirma el sacrificio de más de 10 mil visones contagiados con Covid-19