Independiente del confinamiento en diversos sectores del país, hay servicios esenciales que deben seguir funcionando, como la repartición de gas licuado, vital en muchos hogares. Para evitar los contagios por esta via, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), implementó una serie de medidas a cumplir.

Te puede interesar: Fundación Cultural Los Jaivas y School of Rock entregan beca a 15 jóvenes

Primero que todo, se les debe realizar controles de temperatura a todos los trabajadores antes de ingresar a las bodegas, y en todo momento deben mantener un metro de distancia. Además, se debe limpiar y sanitizar constantemente los lugares de trabajo, incluidos los vehículos de transporte y los mismos cilindros de gas.

En todo momento, el repartidor debe contar con escudo facial, alcohol gel, mascarillas y guantes. Al llegar a los hogares de los clientes, el repartidor debe sanitizar el cilindro en presencia del cliente, según informa Chilevisión Noticias.

En el caso de los cilindros que pesan más de 45 kilos, estos por normativa deben ser instalados por la empresa, y los repartidores deben cumplir con todas las medidas nombradas anteriormente para evitar el contagio durante el proceso. Además, los clientes deben exigir que se cumplan estas medidas.

Te puede interesar: #CONCURSO ¡Participa por el libro «Bajo el manto de Urania» de José Maza!