Durante la noche de la jornada de ayer, los habitantes de Cancún se tomaron las redes sociales compartiendo material fotográfico y de video sobre un supuesto ovni que había aparecido en los cielos. Su comportamiento errático y con luces de varios colores confirmaban que no era una aeronave.

Te puede interesar: Terry Crews asegura que «han tirado a la basura» todos los guiones de la próxima temporada de Brooklyn 99

Las luces bailaban en el cielo, y varias personas compartían teorías sobre qué sería este objeto extraño, si formaba parte de una invasión extraterrestre, o bien de un portal. Incluso, los más creyentes dijeron que se trataba de una aparición de la Virgen de Guadalupe, para darle esperanza a los enfermos de coronavirus.

El misterio llegó a tal punto que se llamó a las fuerzas de seguridad. Sin embargo, no se trató de nada de eso. Finalmente, lo que ocurrió fue que uno o más bromistas decidió empinar un volantín, al que le amarró unas luces led, con el mismo objetivo de causar temor en los habitantes de Cancún. Se le llama «la broma del papalote», y es conocida en México.

Te puede interesar: Robot es elegida para protagonizar película de ciencia ficción