La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) anunció un proyecto cuya finalidad es desviar la trayectoria de un asteroide en caso de que se dirija a nuestro planeta. Este lleva como nombre proyecto «DART», que significa  Prueba de Redireccionamiento de Doble Asteroide.

Te puede interesar: NASA homenajea a Mary Jackson, la primera ingeniera afroamericana

Este plan se pondrá en marcha el año 2022, cuando intentarán desviar la trayectoria del asteroide Dimorphos, como prueba para buscar una solución efectiva en caso de que haya que proteger al planeta Tierra.

Si esto funciona, este será, «el primer cuerpo celeste en cambiar la trayectoria de su órbita por parte de la humanidad», según anunció la misma NASA en un tweet.

«Es un pasito más para ver nuestro destino como un lugar de verdad, ya que por ahora los astrónomos de todo el mundo no observan más que un minúsculo punto en el firmamento para recabar todos los detalles prácticos posibles en previsión de las misiones DART y Hera y estamos deseando ver cuál es su aspecto de cerca y empezar a planificar la investigación de proximidad, que tendrá lugar durante al menos seis meses en 2027″, explicó Ian Carnelly, responsable de Hera para la ESA, a Milenio.

Hera es el proyecto que se llevará a cabo por la Agencia Espacial Europea (ESA), que buscará estudiar a Dimorphos de más cercanía. Así, la cooperación internacional es clave para conocer más respecto al universo en el que vivimos.

Te puede interesar: Video de la NASA muestra cómo se vería el atardecer en otros planetas