Vanessa García es el nombre de la estudiante chilena de 23 años que no podía salir de China debido al brote de coronavirus COVID-19.

La joven, alumna de ingeniería comercial de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), estaba en el país asiático cumpliendo un intercambio de 5 meses para aprender chino mandarín en la universidad Southwest University of Science and Technology.

Dicha universidad se encuentra en Mianyang, provincia de Sicuan, una zona alejada de Wuhan, localidad considerada el epicentro del coronavirus.

Los estudios de Vanessa terminaron en enero. Sin embargo, ella decidió continuar algunas semanas más en China y al momento de regresar, le avisaron que su vuelo había sido cancelado.

Llegada a Chile

Este martes a las 10 de la mañana Vanessa García aterrizó en Santiago. En el aeropuerto fue recibida por la seremi de Salud, Rosa Oyarce, quien le realizó un cuestionario y le informó de protocolos preventivos a seguir.

De acuerdo a lo conversado por la propia Vanessa, en el aeropuerto le tomaron la temperatura y tenía 36,5° Celsius. La seremi descartó cualquier síntoma de la enfermedad en la joven, quien deberá continuar con una cuarentena de 14 días en su casa en Concepción.

Dicha cuarentena forma parte del protocolo establecido por el Ministerio de Salud y deberán cumplirlo todas las personas que arriben a Chile que hayan estado en China o en contacto con otros contagiados de coronavirus.

En caso de presentar síntomas, como tos y/o fiebre superior a 38°C, la persona debe ser trasladada a un centro asistencial, en todo momento usando guantes y mascarilla. 

Te puede interesar: Coronavirus: Hay 542 casos de contagios en el crucero Diamond Princess