Se trata de la multinacional Microsoft, que en su división japonesa implementó un proyecto llamado “Desafío de Elección de Vida Laboral del Verano 2019”. Esto significa que a partir agosto, los 2.300 trabajadores tuvieron cinco viernes libres consecutivos. Esto, además de incrementar la felicidad de los trabajadores, aumentó significativamente la productividad en un 40%. Las reuniones fueron mucho más efectivas, el uso de electricidad disminuyó un 23% y se imprimió 54% menos páginas de papel.

El presidente de Microsoft, Takuya Hirano, afirmó a través de un comunicado que el descanso y la productividad pueden ir de la mano. “Quiero que los empleados piensen y experimente cómo pueden alcanzar los mismos resultados con un 20% menos de tiempo laboral, destacó.

Te puede interesar: Piñera: «La gente tiene la percepción, y con mucha razón, de que en Chile hay demasiados abusos»

Cabe destacar que no se descontó dinero del sueldo de los trabajadores, y que paralelamente se les dio un subsidio de 920 dólares para sus vacaciones familiares.

Este tipo de iniciativas no son nuevas en el mundo. Hay varios estudios que demuestran que disminuir la jornada laboral y mantener los sueldos genera mucha más productividad. Ejemplo de esto es el estudio realizado por el Harvard Business Review, que experimentó con la productividad de la gente trabajando seis horas.

Te puede interesar: Amigos y radios son las fuentes de información más confiables según estudio U. de Chile