Por más de 500 años estuvo oculto entre las paredes de una casa francesa, un tesoro que nadie se imaginó que pudiese existir. Entre los codiciados objetos se encuentran anillos, broches, diademas y cientos de monedas, que ahora llegan al Met de Nueva York.

Los artículos son del siglo XIV, donde se estima que estuvieron ocultos en una casa de Colmar (noreste de Francia), desde 1349 hasta 1867. Fue en una remodelación que el propietario se encontró con esta sorpresa: el “Tesoro de Colmar”.

“Estaba escondido de la misma manera que la gente puede guardar algo debajo del colchón cuando te vas de fin de semana, por si alguien asalta la casa, pero en este caso los propietarios no volvieron», explica a Efe la comisaria de la muestra, Barbara Drake Boehm.

Por años este conjunto de objetos valiosos de una familia judía no recibió el reconocimiento que merecía, debido a que estuvo en manos privadas.

El «Tesoro de Colmar»en Met NY

Es una colección que alberga anillos de rubíes, zafiros, granates y turquesas, broches con perlas, un delicado cinturón esmaltado, botones bañados en oro, y más de 300 monedas de distinta índole que pueden verse en el Met Cloisters, la sede que la institución dedica al arte medieval en el norte de Nueva York.

tesoro met

Según los expertos este tesoro fue una colección de una familia judía que la escondió en su residencia en un momento en el que la peste negra asolaba parte de Europa y que llevó a una campaña contra los judíos, acusados de ser los causantes de la epidemia.

«Lo que lo hace especial es que este alijo de joyas y monedas representa un patrimonio artístico judío del periodo medieval, algo que es excepcional y que es muy importante, porque ‘The Cloisters’ es la cara pública del mundo medieval en EE.UU.», aseveró el Museo Cluny de París, actual dueño de la colección que le ha prestado hasta enero 2020 al Museo Metropolitano de Nueva York.

Te puede interesar: Tienda argentina es elegida como la mejor comiquería del mundo