Con el fin de evitar accidentes de tránsito durante el feriado de Semana Santa, es que este jueves comenzará a regir el uso de los aparatos que detectan el consumo de marihuana, cocaína, anfetaminas, metanfetaminas y opiáceos como morfina.

Al igual que el alcotest, el procedimiento policial consiste en soplar por una bombilla para, luego de 15 minutos, saber si hay presencia de estupefacientes. De acuerdo a Jorge Rubio, director del Servicio Médico Legal, «el aparato es capaz de detectar (droga) de inmediato, sobre todo si el consumo es a través de la vía oral, por cuanto la mucosa de la boca queda impregnada con la droga y este narcotest lo que mide es precisamente la mucosa bucal».

Te puede interesar: La ciencia lo dice: Consumo excesivo de alcohol afecta la memoria

Rubio también aseguró que el aparato es capaz de detectar la presencia de drogas hasta 48, 76 horas después de su consumo.

Quienes infrinjan la normativa, deberán regirse bajo la Ley Emilia: suspensión de la licencia por 3 meses y sanciones de 1 a 5 UTM.