“Forma parte de mi plan de deshacerme de gran parte de mi fortuna; quiero devolver a la sociedad y al mundo lo que me han dado. Este barco es para eso”, dice Kjell Inge Røkke sobre su generosa ayuda para ayudar a descontaminar océanos.

Se trata de un multimillonario noruego que comenzó cómo pescador.  Ahora que es millonario, por dedicarse a crear compañías de perforación y transporte marítimo, quiere limpiar el plástico que está asfixiando la vida marina, donando la mayor parte de su fortuna -estimada en 2.600 millones de dólares, según Forbes-.

La idea de uno de los hombres más ricos de su país es construir un barco de investigación marina de 180 metros, llamada REV(Research Expedition Vessel), que rastreará los mares recogiendo basura plástica, recoge el periódico Aftenposten.

<> <> <><><><><> Ver esta publicación en Instagram<><><> <> <> <><> <> <><> <> <> <><><> <> <><>

Una publicación compartida de Fornebuporten (@fornebuporten) el 17 Dic, 2014 a las 1:51 PST

<>

Con esto, podría limpiar cerca de 5 toneladas de basura al día, para luego derretirla. Además sería lo suficientemente grande como para viajar alrededor del mundo recolectando basura y midiendo la salud del océano. Según consignó Business Insider, la nave será la más grande de su tipo en el mundo, capaz de transportar a 60 científicos y 40 tripulantes.

<> <> <><><><><> Ver esta publicación en Instagram<><><> <> <> <><> <> <><> <> <> <><><> <> <><>

Una publicación compartida de Fornebuporten (@fornebuporten) el 12 Nov, 2014 a las 1:39 PST

<>

Kjell Inge Røkke, no tiene educación secundaria o superior y trabajó desde los 18 años en los arrastreros de Alaska. En la década de 1980, dirigió varias compañías estadounidenses en el área de Seattle antes de regresar a Noruega para construir una flota de transporte marítimo.

Te puede interesar: Martin Scorsese estrenará un documental sobre Bob Dylan