Estas sí que son malas noticias para los amantes del tenis. Porque el tenista británico Andy Murray -230° del ránking ATP– anunció su retiro de las canchas para este año.

¿La razón? El calvario sufrido la última temporada tras ser operado de la cadera en enero de 2018.

La sorpresa llegó en medio de la conferencia de prensa que se hace antes del Abierto de Australia. En ese momento y mientras respondía preguntas, Andy Murray rompió a llorar, explicando que no quiere seguir jugando como lo ha hecho desde que volvió a las canchas tras la operación.

Entre los dichos de Andy Murray -ex número 1 y ganador de la Copa Davis en Gran Bretaña- estuvo: «He estado sufriendo durante un largo tiempo, un total de veinte meses. He intentado hacer todo lo posible pero el dolor no ha cesado».

Eso sí, dejó abierta la posibilidad de que el torneo de Australia sea el último de su carrera pese a los deseos de llegar hasta Wimbledon, torneo que se juega en julio.

Andy Murray, quien jugará su primer partido en Melbourne ante el español Roberto Bautista (23°), ha sido finalista del primer Grand Slam del año en cinco ocasiones, comentó que tiene que tener en cuenta también la «calidad de vida» y que una nueva operación le podría privar de competir al más alto nivel.

También te puede interesar: 7 documentales que te dejarán pensando frente a la pantalla