La noticia pandémica del día, además de la nueva variante detectada en Francia es la barrera histórica de contagios que rompió Estados Unidos. Más de un millón de personas fueron detectadas con Covid-19, y la mayoría de los casos son parte de la variante Ómicron.

En Un País Generoso nos ponemos la camiseta con una situación que nos preocupa cada día más, y es por esto que conversamos con Tomás Pérez-Acle, biólogo computacional, director del centro Ciencia &  Vida y doctor en biotecnología. Si alguien sabe del tema, es Tomás.

Sobre la nueva variante, Pérez-Acle nos explica que se trata de la ”más contagiosa que hemos visto a lo largo de la pandemia. En USA se llegó a más de un millón de casos diarios. Ese es el nivel”.

¿Cuál es la diferencia entre las cepas?

El doctor nos explica con peras y manzanas que la variante Alfa, proveniente de Italia era capaz de infectar durante los diez días que es transmisible a aproximadamente una o dos personas. La Beta en cambio, entre dos y tres. La variante Gama, que fue la que predominó el 2021 en Chile durante el periodo más crudo de la pandemia, contagiaba entre 3 y 4 personas. Cabe recordar que con esto se saturaron las Unidades de Cuidados Intensivos.

La cepa Delta por otra parte se constituyó por mucho tiempo como la más contagiosa eran entre 4 y 8 infectables en periodo de transmisión. Cuando se habla de la variante Ómicron, Tomás establece que “la cifra más baja es de 8 y puede llegar a 12 y 14” Además, el doctor hizo la comparación con el sarampión. Considerada como la enfermedad más transmisiva del planeta. “Con la variante Ómicron, de aquí a los 4 o 5 días hay nuevos contagiados. Con el sarampión, son en 12 días.

Hoy el ministro Paris realizó una proyección de un peak de 6 mil casos a fines de enero. Para Tomás, esto podría ser incluso más.

¿Qué factores inciden en esta alza de Ómicron?

Para Tomás Pérez-Acle, ”Aparte de lo altamente contagioso, tenemos que considerar de que se reproduce rápidamente. Los periodos de duplicación es cada dos y cuatro días. Cuando hacemos proyecciones con cálculos sofisticados, sons en una serie de supuestos que permiten ver la eficacia de las vacunas».

Además, el doctor avisa sobre la carga sintomática que puede llegar a tener. “(Este virus) Puede sobrepasar el sistema inmune. Se puede estar grave a pesar de tener dos vacunas. Es muy importante la inoculación de refuerzo. Sabemos que 3 dosis pueden ser eficaces».

Según se establece, con la vacuna de refuerzo disminuyen a un 20% los síntomas. De este porcentaje, un máximo de un 4% tiene la posibilidad de necesitar una cama crítica. Toda esta información ha sido sacada desde el caso de Inglaterra, que hoy en día presenta en su mayoría casos de Ómicron.

Para Tomás, “el número de personas que no tiene no tiene la vacuna de refuerzo es de más de un millón. Si convencemos a esas personas, llegaremos a los 6 mil que pronostica Paris”. Lo que sabemos a ciencia cierta, es que es muy probable que la cuota mínima será de 3 mil casos.

Todo esto, en el horizonte auspicioso en que se les logre convencer a personas que aún no completan el esquema de vacunación.

¿Estámos frente a un nuevo colapso?

Esta última cepa es la más contagiosa, pero a la vez, es la más “suave” a nivel de síntomas. Pero esto también tiene que ver con el nivel de la vacunación, ya que sería igual o más poderosa que las anteriores si la población no estuviese vacunada.

Según nos detalla Pérez de Acle, “el riesgo personal parece ser menor. Si me infecto tengo menos probabilidad de hospitalizarme. Sin embargo, el riesgo poblacional es gigante. Aunque sea 10 veces menos grave, el número de contagios es tan alto que va a producir el mismo nivel de saturación”.

En Rock & Pop nos estamos preparando para lo que puede ser un verano difícil gracias a Ómicron, así que hacemos el llamado a la prevención y a completar el esquema de vacunación. Que la desconfianza no sea más grande que la empatía.