El debate sobre cómo impactan las acciones individuales al medio ambiente es una discusión importante. Si bien es muy importante el rol que tienen las empresas y los gobiernos, la suma de acciones de cada persona también tiene un gran efecto. Ahora, un estudio británico demostró que los hombres generan más gases invernadero que las mujeres debido al alto consumo de carne. 

¿Pero cómo?

Un grupo de científicos de Leeds publicó su investigación «Variaciones en las emisiones de gases invernadores en las dietas individuales«, en el que estudiaron la contaminación que se produce luego de comer. Hasta ahora la mayoría de los análisis son sobre cuánto contamina producir algún alimento, como leíamos ayer sobre las paltas.

Steak Gc1505f7f4_640

De esta manera, compararon las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en 212 personas. Este tipo de gases son aquellos que propician el calentamiento global, como el dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4). Literalmente, el cuerpo los elimina como gases luego de comer. 

Hallazgos explosivos

Los resultados de esta investigación revelaron que quienes consumen carne en su dieta contaminan un 59% más que los vegetarianos. Además de esto, las dietas promedio de los hombres generaban un 41% más que las dietas de las mujeres promedio, precisamente por el consumo de carne.

Pizza G5d73ffb87_640

De manera específica, los Gases de Efecto Invernadero que generan las personas son 98% por su alimentación. Del total de residuos, el 32% corresponde a la carne; 15% por bebestibles, 14% por lácteos y 8% por los dulces, pasteles y masas. Por este motivo las conclusiones de este estudio indican que «Las políticas que fomentan dietas sustentables debiesen concentrarse en ser plant-based«. 

Esto último quiere decir que debiesen incluir alimentos vegetarianos y veganos, basados en las plantas y no en derivados animales. Esta dietaa se complementa con granos, legumbres, frutos secos y legumbres. Así que ya sabes, si quieres ayudar al medio ambiente un buen paso es dejar de consumir carne.