Es difícil vivir en un planeta que sabemos se está muriendo. Día a día nos enteramos sobre más información que nos ayuda a entender el calentamiento global, como cuánto contamina hacer un smartphone. También nos impactan las medidas que toman los gobiernos, como cuando Japón anunció que vertería al mar los residuos tóxicos del accidente nuclear de Fukushima. Y mientras eso pasa, surgen más y más estudios que profundizan en la actual situación de la Tierra. Sin embargo, esta vez nos encontramos con meta-análisis. Una investigación concluyó que 99.9% de los estudios científicos culpan a los humanos del calentamiento global.

Elevar el nivel de debate

El estudio lo realizó un equipo de científicos de la Universidad de Cornell, en Nueva York, quienes tomaron artículos en inglés sobre esta materia publicados entre 2012 y  noviembre de 2020. Así, analizaron las conclusiones de 88.125 papers, y el 99.9% de ellas responsabilizan a los humanos de la actual catástrofe climática.

De esta manera, el científico Mark Lynas declaró: «Para entender si existe un consenso, hay que cuantificarlo. Eso significa examinar la bibliografía de forma coherente y no arbitraria para evitar el intercambio de artículos escogidos, que es a menudo la forma en que se llevan a cabo estas discusiones en la esfera pública»

Esto es una actualización de otra investigación similar, de 2013, que estudió papers publicados entre 1991 y 2012. En esa oportunidad se descubrió que el 97% de la literatura académica culpaba a acciones humanas. Todo el corpus de ambos estudios consideró revistas prestigiosas y que cuentan con el sistema peer review. 

Argumentos informados

Con estos resultados, Lynas recalca la importancia de la evidencia científica para poder tomar decisiones políticas. en esta línea, agregó: «El consenso supera ya el 99%. Está prácticamente cerrado cualquier debate público significativo sobre la realidad del cambio climático provocado por el hombre». Y añadió: «estos resultados disipan cualquier incertidumbre. Este estudio debería ser la última palabra». 

Pero el equipo quiso ir más allá. El ingeniero de software Simon Perry, que es voluntario de la Alianza por la Ciencia y coautor del estudio, creó un método para buscar artículos escépticos. Él diseñó un algoritmo encargado de buscar palabras clave en los artículos que niegan la responsabilidad humana, como «solar», «rayos cósmicos» y «ciclos naturales». Solamente encontraron 28 análisis que, en alguna medida, eran escépticos, y todos pertenecían a revistas menores o dudosas.