Hace algunos días se filtró que la cantante pop Ariana Grande se casó con su novio Daltón Gómez. Ahora, la intérprete de «God is a Woman» reveló nuevas fotografías de la íntima ceremonia que se realizó en su casa en Montencito, California. En aquellas imágenes se puede ver que su vestido de novia lo diseñó la marca Vera Wang, la cual varios sugieren que tiene una maldición por un largo historial de divorcio de varias parejas famosas.

5.15.21 🤍

Posted by Ariana Grande on Wednesday, May 26, 2021

¿De qué trata la maldición sobre los vestidos de novia de Vera Wang?

A lo largo de estos años, se ha creado una especie de leyenda. Esto acerca de una supuesta mala suerte que tienen los vestidos de novia de Vera Wang. Jennifer Aniston en su matrimonio con Brad Pitt, Kim Kardashian con Kris Humphries y Jennifer López con Marc Anthony han elegido esta marca de vestuario para el día de su boda. Tiempo después, todos ellos se divorciaron.

brad pitt jennifer aniston weeding marry boda casamiento
Los actores Brad Pitt y Jennifer Aniston el día de su boda

Si bien son rumores que no tienen un verdadero fundamento lógico o científico que compruebe que en verdad existe una maldición, todas estas celebridades han tenido una ruptura.

Otras famosas que han decidido usar estos atuendos Vera Wang (a pesar de la evidencia), han sido Khloé Kardashian y Lamar Odom, Hillary Duff y Mike Comrie, Avril Lavigne y Deryck Whibley, o Jennifer Garner y Ben Affleck.

kim kardashian kris humphries wedding

Y la larga lista continúa. Esto porque también los usaron la estrella de The Big Bang Theory, Kaley Cuoco en su boda con Ryan Sweeting, Mariah Carey con Tommy Mottola, Jessica Simpson con Nick Lachey y Heidi Klum y Seal.

¿Quién es la que está detrás de esta marca?

A pesar de lo curioso de estos hechos, la que está detrás de esta marca es una persona común y corriente. Vera Wang es una diseñadora de modas. En las últimas tres décadas se ha convertido en una de las favoritas a contratar por parte de las celebridades. Esto gracias a sus outfits de alta costura.

Fue editora de la revista Vogue durante 16 años, y sus boutiques se encuentran en Nueva York, Boston, Beverly Hills, y Waikiki. Y a pesar de que tiene 71 años, la diseñadora de estos controvertidos vestidos continúa trabajando con estrellas de todo tipo y multimillonarios.