El mundo del cine hoy recibe una triste noticia, porque el legendario cineasta francés Jean-Luc Godard anunció su retiro tras décadas de admirable trabajo.

«Estoy terminando mi vida cinematográfica, sí, la vida como cineasta, con dos guiones. Después, diré: ‘Adiós, cine'». Si bien no ha dado declaraciones de cuál será su último trabajo, aun le queda la película “Funny Wars” y otra de la que se desconocen sus detalles. Por otro lado dijo que la pandemia del Coronavirus ha estado influenciando sus próximos proyectos.

Durante la mayor parte de su vida, el cineasta de 90 años —uno de los pilares de la nueva ola francesa (Nouvelle Vague)— plasmó a través de la pantalla grande imágenes únicas, llenas de poesía y detalles que no cualquier otro director es capaz de captar.

Vivir su Vida (1962), Al final de la Escapada (1965), Pierrot el loco (1965), o La Chinoise (1967) son sólo algunas de las películas que cimentaron la importancia de su obra, las que fusionaba con grandes bandas sonoras.

Teniendo eso en cuenta, ¿sabías que Godard una vez trabajó una de las bandas de rock más famosas en una película? Así es, nada mas y nada menos que con The Rolling Stones.

¿Cómo surgió esta colaboración?

En 1968, durante la Revolución de Mayo en París, Godard se vio inmerso en una época de convulsión política. Luego se fue a Londres a realizar su primera película en Gran Bretaña, llamada «Sympathy for the Devil«.

En ella el director evidencia la contracultura americana de los años sesenta, mezclando temáticas políticas, de ficción y música. ¿El resultado? Un documental perfecto del aire revolucionario que representaban esos años.

Revolucion mayo francia 1968

En un primer momento, Godard quería hacer una película sobre la legalización del aborto, sin embargo, un cambio en la ley terminó por dejar esa temática un poco redundante. Por ello, el director le dijo a los productores de la película que aun quería hacerla en Gran Bretaña, pero con la condición de que pudiese trabajar con The Beatles o con los Stones. Con los Beatles no le fue muy bien, pero el líder de los compositores de “She’s a Rainbow”, aceptó alegremente.

El resultado incluye imágenes de sesiones de grabación de la banda en los Olympic Studios del distrito de Barnes. Allí se encontraban grabando su séptimo álbum “Beggars Banquet”, específicamente una de sus más grandes canciones, “Sympathy For The Devil”.

De hecho, el mismo director quiso dejarla como la canción oficial de la película, y también dejarla como el nombre británico del documental (en el resto de Europa se tituló One Plus One).

“Tiene mucho de casualidad, porque Godard quería hacer una película sobre nosotros, filmarnos en el estudio. Quiero decir, no podría pasar ahora, tener a alguien tan interesante como Godard. Y tan malhumorado. Por casualidad estábamos grabando justo esa canción. Podríamos haber estado grabando «My Obsession», pero era «Sympathy for the Devil”, dijo el vocalista en una entrevista con la revista Rolling Stone.

En las imágenes, se ven las reacciones, expresiones, fallas y los momentos de descanso que tuvieron los Stones durante la grabación de esa canción.

Rolling Stones Godard

Un incendio casi acaba con los Stones en la película de Godard

Una anécdota que sin duda no olvidarán los artistas grabando la película, es que el estudio casi quedó en llamas por una bombilla que explotó cerca de uno de los difusores de sonido que había puesto Godard. Se tuvo que realizar otra sesión de grabación para el mismo día con un agujero en el edificio que provocó el incendio.

La película es bien experimental. Dentro de las escenas de las grabaciones, insertó frases y otras imágenes que no tenían relación con los músicos, pero sí con la revolución de esos años.

Algunas de ellas incluía un grupo de militantes del Partido de las Panteras Negras en un depósito de autos asesinando a unas personas. Luego, un vendedor de libros leyendo «Mi Lucha» de Hitler a los clientes que estaban en su tienda, y una joven que camina por una pradera mientras es seguida por un equipo de cámaras y micrófonos que le hacen preguntas.

Por esto, en realidad el documental no es propiamente sobre The Rolling Stones, sino que es una de las tantas expresiones político-artísticas que ha hecho Godard en su carrera.

La importancia de esta canción

«Sympathy for the Devil» es una de las más famosas canciones de la banda. El año 2004, Rolling Stone la incluyó en el puesto 32 de su lista de las 500 canciones más grandes de la historia. También se le ha usado en varias bandas sonoras de películas y series.

En la misma entrevista donde habló sobre el documental de Godard, Mick Jagger dijo que la inspiración había surgido de algún escritor francés, tal vez de Baudelaire, aunque no se acordaba muy bien. También dijo que Bob Dylan fue un gran detonante en su escritura, escribiéndola como si fuese un tema folk característico de ese famoso compositor.