Un 27 de enero del año 1984 fue el día en que casi perdemos –nuevamente– a Michael Jackson. El Rey del Pop se vio afectado por quemaduras graves luego de que los fuegos artificiales de un concierto casi le exploten en la cara.

Sin embargo todo partió de una manera muy singular, ya que esto no se trataba de un concierto del artista en sí: el cantante había cerrado un millonario contrato con PepsiCo y el hecho pasó mientras se grababa este.

Este contrato significaba uno de los más grandes acuerdos publicitarios entre músicos y marcas hechos hasta el momento, y  fueron al menos unos 5 millones que PepsiCo tuvo que desembolsar para que Jackson fuera el rostro de su nueva campaña «Nueva Generación».

Más de tres mil personas asistieron al lugar en el que se realizó este evento. La excusa del comercial fue la ocasión perfecta para una simulación de “concierto”. Todo iba espectacular hasta que el fuego comenzó a estallar cerca de las vestimentas y cuerpo del Rey del Pop.

Sonaba “Billie Jean” cuando todo se convirtió en caos y ya no hubo nada más que hacer que luchar contra el fuego que incendiaba cada vez más.

A partir de la grave situación, el cantante tuvo que acudir al  Centro Médico Brotman para someterse a cirugía inmediata.

En una entrevista, el destacado artista dio a conocer:

“Hicimos varias tomas previas y todo estaba perfectamente sincronizado, pero mucho después descubrí que los cartuchos estaban a medio metro, lo que era una clara infracción a las reglas de seguridad. Cuando empezamos a grabar el director me dijo que no bajara todavía por la escalera. Esperé y las bombas estallaron a cada lado de mi cabeza y las chispas me prendieron el pelo”.

Las secuelas que dejó este accidente en Michael Jackson fueron el motivo para que el cantante luego hiciera grandes donaciones a centros de quemaduras. Dentro de las consecuencias de este accidente estuvieron las quemaduras de segundo y tercer grado que sufrió, además de una gran pérdida del cabello.

Por último, también se comentó que el material audiovisual que se capturó de este momento fue visibilizado muchos años después de que el suceso ocurriera. No se sabe si fue porque no había la tecnología e inmediatez que existe actualmente o simplemente por razones relacionadas a lo vanidoso que era el cantante.

Acá el video del grave accidente: