Pudú es el nombre de un robot social desarrollado por un grupo interdisciplinario de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (FCFM). El cual promueve la teleasistencia en pacientes aislados por Covid-19 y la comunicación con sus familiares, manteniendo la distancia mediante telepresencia profesional.

Te puede interesar: Piñera presentó «plan fortalecido» de medidas sociales para la clase media

Según consiga Bío Bío, con el robot es posible disminuir los riesgos de contagio del personal de salud. También permite responder a la escasez de insumos de protección personal en atención de pacientes con Covid-19.

El robot se caracteriza por ser fácil de operar y por ser construido con materiales compatibles con los estándares sanitarios de los recintos de salud.

Según explica Verónica Vargas-Araya, psico intensivista del Hospital de la Universidad de Chile, el robot significa un gran avance en el uso de esta tecnología en el país. “Corresponde al primer paso en Chile donde la robótica logra brindar a los pacientes atenciones de salud mental y de distintas especialidades médicas que no requieran de manipulación”. Explicó Verónica Vargas-Araya.

Pudú ya fue probado y validado en dos ocasiones por personal médico, por la Unidad de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud. Además fue probado con pacientes internados en el Hospital Clínico Universidad de Chile. Se espera que dentro de una semana comience su trabajo en este recinto.

Te puede interesar: La polémica fiesta electrónica en Francia que convocó a 5 mil personas