Un hecho sin precedentes ha impactado a la comunidad científica y defensores animales en el norte de Botswana. En el país ubicado al sur de África se contabilizaron más de 350 cadáveres de elefantes desde principios de mayo. Un misterioso episodio catalogado como un «desastre de conservación» por la comunidad científica, según ha informado el diario británico The Guardian.

Te puede interesar: Este video te muestra cuál es la mejor mascarilla para evitar contagios

Un vuelo rutinario desató las alarmas en una de las mayores reservas naturales de África, donde los expertos observaron las terribles imágenes. Además se ha observado también a otros elefantes vivos con problemas de orientación y signos de parálisis. La asociación Elefantes sin Fronteras ha exigido medidas urgentes para descubrir si las muertes han sido causadas por enfermedad o intoxicación.

elefantes

«Nos enfrentamos a un hecho sin precedentes”, afirmó Niall McCann, de National Park Rescue, la ONG que obtuvo las fotografías y denunció el caso, en una entrevista a National Geographic España. “Hemos visto muertes masivas por ántrax o cianuro, pero no de esta escala. Hemos visto cómo la sequía segaba la vida de cientos de ejemplares hace décadas, pero nunca habíamos detectado una mortalidad tan elevada en tan poco tiempo. Que todavía no sepamos la causa lo convierte en un hecho todavía más preocupante«, detalló Niall.

Te puede interesar: Crean guante que traduce el lenguaje de señas en tiempo real