La cadena de televisión japonesa NHK realizó un experimento con el fin de evidenciar la rapidez y capacidad de contagio del covid-19, para así crear conciencia a la ciudadanía. Esto en el contexto en el que varios países están reabriendo restaurantes y pubs, como España y Estados Unidos.

Te puede interesar: Minsal suspende a laboratorios por errores en sus resultados de PCR

El grupo de expertos que realizó el experimento seleccionó a 10 personas. A uno de ellos le aplicó un líquido transparente, que solo se puede observar una vez que es expuesto a luz ultravioleta. La idea es replicar lo que ocurre cuando alguien infectado se tapa la boca mientras tose.

Luego de que transcurrieron 30 minutos de comenzada la cena, los expertos encendieron las luces ultravioleta, para poder observar los rastros del líquido, que originalmente estaban en una sola persona, y el resultado fue sorprendente.

La luz evidenció que los restos del líquido se encontraban por todas partes: platos, vasos mantel. Y lo más preocupante, es que se encontraron restos del líquido en las manos de todos y en las caras de tres de los comensales.

Esto se produce debido a que el virus viaja con facilidad en pequeñas partículas de saliva, que es el fluido que representaba el líquido en este experimento. La cadena publicó el video del experimento en su cuenta de Twitter, donde se viralizó rápidamente y alcanzó 13 millones de visitas. Puedes verlo a continuación:

Te puede interesar: Dueña de tienda en Reñaca llama a visitar galería comercial en medio de la pandemia