La vocalista de Blondie, Debbie Harry, se ha convertido en una de las figuras más reconocidas de la explosión del punk de Nueva York en los 70. Junto con su reconocible voz en éxitos como «Maria», Heart of Glass», «Rapture» y «One Way or Another», Harry también desarrolló una carrera solista que le entregó 5 discos de estudio y roles en el cine.

Sus discos solistas provienen de la década de los 80, época en que Blondie se desintegró por problemas financieros, mala acogida del disco «The Hunter» (1982) y para tratar una enfermedad autoinmune de Chris Stein, el co-fundador y guitarrista de Blondie.

En ese contexto es que Harry decidió entrar al estudio y trabajar junto a Nile Rodgers y Bernard Edwards del grupo Chic, para preparar «Koo Koo» (1981), su primer disco solista. En esta placa Harry también contó con la ayuda de su compañero de Blondie y expareja, Chris Stein, para escribir la mayor parte del material, pero los esfuerzos no fueron suficientes y las ventas del álbum fueron decepcionantes.

¿A qué suena Debbie Harry solista? Pues a lo que ella misma transmitía desde el estallido de Blondie: Una poderosa mujer con un lado oscuro, provocativo y agresivo. El problema fue que sus intentos en solitario nunca fueron mayores a los que consiguió como rostro de Blondie. 

El segundo álbum de estudio de Debbie Harry llegó una vez estabilizada la salud de Stein, que sufre de una extraña condición a la piel que le genera ampollas severas. Tras eso, Harry regresó al estudio y lanzó «Rockbird».

El álbum generó un sencillo de menor éxito, «French Kissing», y lo siguió en 1989 con «Def, Dumb & Blonde», su tercer disco, que la ayudó a profundizar en el género dance.

Ese mismo género lo exploró en el álbum siguiente «Debravation» (1993), que también incluyó una aparición especial de R.E.M., apoyándola en la canción «My Last Date (With You)».

A todos estos discos después se sumó Necessary Evil (2007), en paralelo a múltiples colaboraciones con Iggy Pop, Andy Summers y los Fabulosos Cadillacs, entre muchos otros. Con la banda de Vicentico, Debbie Harry versionó «Strawberry Fields Forever» de The Beatles. 

«Creo que la carrera en solitario fue un dispositivo para mantenerme fuera de las calles», dijo la propia Debbie Harry en entrevista con The Sun para retratar los oscuros momentos por lo que pasaba en los 70 y 80s, y que también quedaron registrados en su autobiografía «Face it». Un esfuerzo incomprendido, que en Rock & Pop creemos que merece ser recordado.

Te puede interesar: Entrevista con Clem Burke, baterista de Blondie: «En canciones como The Tide is High y Rapture existe percusión con influencia latina»