Honey era el nombre del delfín hembra que por dos años vivió en un estanque abandonado del exInubosaki Marine Park Aquarium, de la ciudad de Choshi, cerca de Tokio, en Japón.

Honey fue capturada en 2005 en la bahía de Taiji, y fue trasladada al Inubosaki Marine Park Aquarium donde vivió junto a otros delfines en un estanque hasta 2017.

En enero de 2018, el acuario cerró sus puertas por falta de público, dejando en manos de los propietarios el destino de los animales. Poco a poco los animales fueron vendidos a otras instalaciones, pero Honey y otros 46 pingüinos no.

Extrabajadores del acuario se encargaron de alimentar a la delfín desde aquella fecha hasta ahora, pero eso no fue suficiente para garantizar su salud y bienestar. Honey estuvo sola en ese estanque por dos años.

La situación se hizo conocida gracias al video difundido por la organización animalista Dholphin Project, que denunció el hecho del abandono y el poco movimiento que Honey tenía en su espacio de agua.

La misma organización intentó comprar (y así rescatar) sin éxito a la delfín desde 2018, pero una nueva compra del recinto –que se realizó considerando a la delfín abandonada en su interior–, hizo aún más difíciles las negociaciones de la ONG.

Fueron los mismos encargados de Dholphin Project quienes dieron la triste noticia del deceso de Honey: “A finales de febrero de este año, contactamos una vez más con nuestros colegas japoneses en un nuevo intento de comprar a Honey. Estas conversaciones terminaron a principios de marzo, cuando se hizo evidente que Honey era poco probable que sobreviviera. Más tarde ese mes, el 29 de marzo, Honey murió en su tanque”.

honey delfin fallecida en cautiverio

“Honey seguirá siendo la imagen del cautiverio de delfines durante muchos años”, explicaron desde la organización en su comunicado.

Desde Dolphin Project también aseguraron que han estado recibiendo e investigando múltiples informes de animales abandonados y dejados morir por innumerables razones. “Hemos encontrado delfines en los Estados Unidos, Corea del Sur, Haití, Indonesia, Guatemala, Nicaragua, Colombia y Brasil, que se encontraban en situaciones similares a la de Honey. En muchos casos, pudimos rehabilitar y liberar con éxito a estos mamíferos”.

Puedes conocer más sobre su trabajo en www.dolphinproject.com.

Te puede interesar: ¡Sueño cumplido! Refugio celebra que adoptaron a todos sus animales