El gatito es un animal increíble. ¿A quién no le puede gustar un animalito que solo vive para pedirte que la hagas cariño y le llenes su plato de comida? Es la mezcla perfecta entre un mortífero cazador peludo y una bola de amor. Bueno, cosas que uno nunca logrará entender…

Y si de gatito se trata, esta mujer de Argentina sabe bastante. Resulta que Florencia Lobos de 18 años salió de paseo a una zona boscosa con su hermano para pescar. La idea era relajarse en medio de la naturaleza, ustedes saben… las cosas simples de la vida. Sin embargo, unos ruidos extraños la llevaron hasta una cueva donde encontró dos pequeños gatitos.

Eran cachorros y estaban abandonados. Por si fuera poco, también estaban mal alimentados. Entonces Florencia decidió llevárselos a su casa para cuidarlos. ¡Qué gran persona! Lamentablemente uno estaba muy débil y murió a los pocos días. No obstante el otro gatito no daban señales de problemas de salud. Estaba más vivo que muchos de nosotros.

Florencia se encariñó con el pequeño felino – era que no – y se esmeró en sus cuidados. Rápidamente Tito -cómo lo bautizó- comenzó a fortalecerse y a crecer. Sin embargo, fue ahí donde comenzó la preocupación de la mujer. Tito empezó a desarrollarse muy rápido. Y cuando te digo muy rápido, es muy rápido.

Florencia recorrió varios veterinarios buscando explicaciones a lo que le sucedió a Tito, sin recibir respuestas satisfactorias hasta que contactó a la Fundación Argentina de Rescate Animal, que luego de examinar al felino, entregó la razón de este crecimiento: no era un gato, sino que un puma yaguarundí salvaje.

John Cena Mind Blown GIF - Find & Share on GIPHY

Jaw Drop What GIF - Find & Share on GIPHY

Sailor Moon What GIF - Find & Share on GIPHY

Omg Shocked GIF - Find & Share on GIPHY

Bueno, la historia de Florencia con Tito tiene un final, em… ¿feliz? Y es que después de tres meses, Florencia optó por liberar a su fiel felino.