Donald Trump ya no podrá bloquear sus críticos en Twitter, debido a que la justicia federal dictaminó que, en su calidad de funcionario público, está violando la ley que protege la libertad de expresión.

El Segundo Tribunal de Apelaciones del Circuito de los EE.UU en Manhattan defendió que la Constitución “no permite que un funcionario público que utiliza una cuenta de redes sociales para todo tipo de propósitos oficiales excluya a las personas de un diálogo porque expresan opiniones con las que el funcionario no está de acuerdo».

Este juicio y el posterior fallo, se enmarcan en la demanda presentada por el Instituto Knight para la Primera Enmienda, de la Universidad de Columbia, en nombre de siete personas que fueron bloqueadas por el mandatario después de que criticaran sus políticas.

donald trump twitter

La decisión del tribunal federal de apelaciones ratifica lo establecido por el tribunal federal del Distrito Sur de Nueva York. En mayo de 2018, la magistrada Naomi Reice Buchwald determinó que “bloquear a los demandantes por sus opiniones políticas supone una forma de discriminación”.

Los abogados de Trump defendían que así como el presidente se podía retirar de un acto público si lo increpaban, tampoco estaba obligado a escuchar a sus atacantes en la red social. Para la jueza, sin embargo, los tuits del republicano eran «de naturaleza gubernamental». Tras conocerse la decisión de la magistrada, el Departamento de Justicia la calificó de “errónea”.

El republicano, que supera los 60 millones de seguidores, puede escribir 15 tuits en un día relacionados a sus labores de Gobierno, el personal de la Casa Blanca y sus quejas contra los demócratas.

Te puede interesar: «Baby Trump» se eleva en Londres como protesta a la visita del Presidente