Tras semanas de manifestaciones y una instancia de votaciones el pasado viernes, el 50% de los alumnos del Instituto Nacional determinaron la toma del establecimiento. Con esta medida, los estudiantes buscan generar presión contra la administración del liceo.

Los tres principales ejes en discusión son la transformación de la malla curricular, la que buscan, se haga cargo de la salud mental del alumnado. El siguiente punto es el proceso de financiamiento de la educación pública, de la que se demanda una mesa de trabajo junto a las autoridades.

El tercer punto está relacionado con la criminalización del movimiento estudiantil, debido a la ley Aula Segura. Recordemos que esta normativa le otorga atribuciones a los directores de los colegios, ante hechos violentos al interior de los establecimientos educacionales.

toma

También te puede interesar: Plan Integral de Movilidad permitirá medir los «tacos peatonales» de la comuna de Santiago

El presidente del Centro de Alumnos del liceo emblemático, Rodrigo Pérez, indicó que la idea de esta paralización es generar presión al municipio de Santiago y a las autoridades de educación. “Consideramos sumamente necesario que las autoridades que corresponden a un rol educativo realmente tengan la responsabilidad de hacer su trabajo, que no están haciendo hoy día».

Según las últimas informaciones, representantes de los estudiantes, sostendrán una reunión durante esta mañana con la Intendencia, la Municipalidad de Santiago y los apoderados. “Tenemos que sentarnos a hablar de educación, entender que la educación pública efectivamente está en una crisis, de que las personas que ingresan a la educación pública cada vez son personas de estratos sociales más marginados, más precarios, y comenzar a inyectar recursos”.

Por su parte, los líderes del Instituto Nacional, tenían pactada una reunión a las 8.30 en la Intendencia Metropolitana para esta jornada. En la oportunidad, se reunirán con la autoridad regional, representantes de la Municipalidad de Santiago y apoderados.