Un estudio de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, buscó contestar esa pregunta para indagar en las reacciones de nuestro sistema cerebral a la hora de comer alimentos que unan carbohidratos con grasa… como es el caso de nuestro querido pan con palta.

De acuerdo a la premisa de los investigadores, el mensaje que recibe el cerebro cuando se mezclan estos dos elementos es de gran satisfacción y de hecho, mucho más efectiva y placentera que cuando se comen ambos alimentos por separado.

Te puede interesar: ¿Un cafecito? Por qué deberíamos tomar café todos los días

Quienes se sometieron a la investigación fueron estudiantes. A ellos se les mostraron imágenes de los alimentos y se les midió su actividad cerebral mediante un sistema de escáner.

pan con palta

Resultado: Grasas y carbohidratos juntos potencian sistema de recompensa

“Nuestro estudio muestra que cuando se combinan ambos nutrientes, el cerebro parece sobreestimar el valor energético de la comida”, explicó Dana Gall, la directora del estudio.

Además, agregó que “existe un mecanismo por el cual esta cultura alimentaria moderna promueve el comer en exceso, y es precisamente combinado esos dos elementos que, a través de los cuales el cerebro obtiene sus recompensas y satisfacción, tal como un drogadicto haría”.

Finalmente, en el resumen del estudio se concluye que los participantes están dispuestos a pagar más por un alimento que una “grasas + carbohidratos” en comparación con estos mismos alimentos por separado. ¿La razón? Pues porque comer dichos elementos juntos genera una mayor recompensa y satisfacción a nivel cerebral.

¿A ti te pasa lo mismo?

Te puede interesar: Chilenos crearon papas fritas bajas en calorías