Noticias

De amigos a enemigos: ¿Por qué los miembros de The Who se odiaban?

Las cosas comenzaron a ir mal desde 1966, cuando Keith Moon y John Entwistle llegaron tarde al concierto en Berkshire.

The Who
Getty Images

Estar en una banda es un poco más complejo que estar en pareja. Las peleas y mal entendidos no se resuelven de a dos, sino que hay cuatro o más personas batallando por un motivo común o formando bandos.

Y si hay un grupo que tuvo una relación turbulenta, fue The Who. Su baterista Keith Moon, se ganó el apodo "Moon the Loon" o "Moon el loco", por su excéntrico comportamiento autodestructivo. Una personalidad, que muchas veces chocó con la de sus otros compañeros, lo que generó conflictos físicos y verbales.

¿Por qué The Who se odiaban?

Las cosas comenzaron a ir mal cuando en 1966, Keith Moon y el bajista, John Entwistle,  fueron a conversar brevemente con, Bruce Johnston de los Beach Boys. Sin embargo, la charla rápida se convirtió en unas copas. Su retraso fue tanto, que el guitarrista, Townshend y el vocalista, Daltrey, comenzaron el concierto en Berkshire sin ellos.

Finalmente los artistas llegaron al escenario, pero "The Loon" estaba furioso. Cuando llegó el momento final de 'My Generation', un platillo se estrelló accidentalmente contra la pierna de Townshend, quien luego procedió a golpear su guitarra en la cara de Moon. 

“No estaba herido, solo molesto y disgustado”, explicó Townshend en sus memorias. “Keith y John habían llegado con más de dos horas de retraso. Entonces me balanceé con mi guitarra sin querer golpear a Keith. Perdí el agarre del instrumento y simplemente lo golpeé en la cabeza”.

Después de este incidente, las cosas con la banda nunca volvieron a ser las mismas. Aunque hicieron música mágica y compartieron momento increíbles juntos, la lucha solo mutó en más y más peleas.

Años más tarde, Townshend  fue muy criticado cuando declaró a Rolling Stone que "gracias a Dios" que Moon y Entwistle ya no estaban en este mundo.“Era jodidamente difícil tocar con ellos. Nunca, nunca lograron crear bandas para ellos mismos. Creo que mi disciplina musical, mi eficiencia musical como rítmico, mantuvo unida a la banda”.

Tiempo después, declaró que solo estaba siendo "irónico", pero aparte de la insensibilidad de sus comentarios, ayuda a definir por qué la lucha interna fue tan profunda.