Noticias

La serie por la que la Reina Isabel II rechazó a Paul McCartney

Aunque Paul McCartney preparó un concierto privado para la Reina Isabel II, esta tenía una serie que ir a ver.

Reina Isabel Paul McCartney
Getty Images

Paul McCartney fue uno de los tantos músicos que despidieron a la Reina Isabel II tras su partida. El ex Beatle utilizó sus redes para homenajearla y despedirla, además de desearle lo mejor al Rey Carlos III en su nuevo cargo.

Sin embargo, esto sirvió para recordar una antigua y curiosa anécdota entra ambos. Se trata de la vez en la que la Reina Isabel II rechazó un show privado de la leyenda británica, para ir a ver el capítulo de su serie favorita. 

¿Por qué la Reina Isabel rechazó a Paul McCartney?

NME recordó una de sus antiguas entrevistas en la que recordaban una divertida anécdota entre la Reina Isabell II y Paul McCartney. Durante los noventa, el ex Beatle tuvo la oportunidad de darle un concierto privado a la monarca, pero esta la rechazó por una serie: Twin Peaks. 

Fue el compositor de la serie, Angelo Badalamenti, quien reveló la historia, la cual conoció cuando trabajó en Abbey Road junto al británico. Al parecer, el mismo McCartney le contó la historia, señalando que la Reina debía irse a ver el nuevo capítulo del show. 

Paul McCartney y la Reina Isabel
Paul McCartney y la Reina Isabel

"No mucho antes de que nos conocieramos, le pidieron que actuara para la Reina en sus celebraciones de cumpleaños", recordó Badalamenti en conversación con el medio. "Estoy honrado de estar aquí, su Majestad, voy a tocar música para usted", le habría dicho McCartney.

"Lo siento, no puedo quedarme. Son cinco minutos para las ocho, tengo que irme y ver Twin Peaks", habría sido la divertida respuesta de la Reina Isabel ante el show de Paul McCartney. Dicho y hecho, se habría ido para ver su serie.

Cabe señalar que pocas veces hemos conocido los gustos personales que tenía la Reina Isabel II, por lo que esta entrevista se hace mucho más curiosa. Sin embargo, la única forma de saber si es verdad es confiando en el relato de Paul McCartney.