Noticias

El icónico personaje que Leonardo DiCaprio odió interpretar

Aunque es uno de sus personajes más recordados, Leonardo DiCaprio confiesa que le fue muy difícil en interpretarlo.

Leonardo DiCaprio personaje
Getty Images

Con una carrera de más de tres décadas, Leonardo DiCaprio nos ha dado icónicos personajes a lo largo de los años. Ya sea como héroe o villano, el célebre actor nos ha dado roles que han marcado la historia del cine moderno. 

Sin embargo, no todos estos los ha hecho con mucha felicidad. Y es que algunos papeles son tan demandantes y complejos que han terminado por desgartar al actor. En especial uno, que confesó haber odiado interpretar. 

El personaje que Leonardo DiCaprio odió

Hace unos años, Leonardo DiCaprio se ganó aplausos por interpretar uno de sus papeles más oscuros a la fecha. Se trata del "Monsieur" Calvin J. Candie, el cruel villano de Django sin Cadenasla película que Quentin Tarantino lanzó en 2012.

Por su explosiva actuación, el actor se llenó de aplausos y muchos lo recuerdan como uno de sus más grandes personajes. Sin embargo, lograr encarnarlo no fue nada sencillo para Leo, algo que él mismo confesó en conversación con The Daily Star.
"Era un personaje increíblemente interesante y horrible. No hay absolutamente nada en este hombre con lo que pudiera identificarme", aseguró Leonardo DiCaprio sobre su icónico personaje con el que fue nominado a los Globos de Oro. 
"Lo odié. Es uno de los personajes más narcisistas y racistas que he leído en toda mi vida", continuó el ganador del Oscar sobre su desprecio al personaje. De hecho, confiesa que pensó en suavizar su personaje para bajar el impacto.
Sin embargo, fueron los colegas de Leonardo DiCaprio, Jamie Foxx y Samuel L. Jackson, quienes lo convencieron de mantener el tono brutal del personaje. "Si no lo haces, las personas te resentirán mucho. Tienes que empujar a este tipo a los extremos", recuerda que le dijeron.
Cabe señalar que esto no evitó las críticas. Algunos detractores de la película, como Spike Lee, cuestionaron el uso de lenguaje racista excesivo en la película y las intenciones de Quentin Tarantino al hacerlo.