Sin duda, los felinos se han vuelto inmensamente populares en los últimos años, ganándose el corazón de sus dueños por su ternura, lo peludos que son y por su singular personalidad. Últimamente, nos hemos referido a los gatos como michis y casi nadie sabe por qué.

Sin embargo, a continuación te contamos la historia de por qué se les otorgó ese apodo a uno de los animales domésticos más populares.

¿Por qué les dicen «michis» a los gatos?

Algunos pueden pensar que la palabra «michi» es simplemente una palabra que inventaron los jóvenes en las redes sociales para referirse a los gatos. Sin embargo, este apodo tiene un significado mucho más profundo.

La teoría dice que la palabra «michi» tiene su origen en el Imperio Inca, en donde curiosamente no existían los gatos. Sin embargo, cuando llegaron los conquistadores europeos en 1532 a colonizar territorios quechuas, estos introdujeron por primera vez a los gatos, quienes los solían llamar con sonidos muy peculiares que sonaban como «mishi».

De esta manera, los incas creyeron que se trataba de un animal llamado «michi». Lo que tomó más fuerza cuando ellos los llamaban por este nombre y aquellos animales les hacían caso.

En el caso de México, la palabra se adaptó según la región y la pronunciación, pero todas conservaban el mismo sentido para referirse a los felinos. La más parecida proviene del otomí (mixi), la cual se pronuncia como «mishi», mientras que otras lenguas nativas que lo usaron fueron las siguientes.

– Maya: miis

– Purépecha: misitu

– Tarahumara: mìisi

– Náhuatl: Miztli

Fue así como el apodo de «michi» permaneció en varios puntos de Latinoamérica, aunque con el paso del tiempo este perdió su fuerza.

Sin embargo, con el boom de las redes sociales y algunos memes, simplemente volvió a utilizarse. Según reporta Televisa News, la palabra «michi» llegó a internet desde Perú, ya que en aquel país aún se usa comunmente esta palabra para referirse a los gatos.