Seguimos repasando los hitos que componen la historia de nuestra querida Rock&Pop, y hay uno de ellos que recordamos con especial énfasis por cómo marcó a la cultura chilena. Corría el año 2003 y Los Prisioneros eran una de las bandas más cool del país; habían repletado el Estadio Nacional dos veces y estaban trabajando en su siguiente disco, Manzana. Jorge González todavía era un rockero deslenguado que criticaba a todo el mundo y en una conferencia de prensa, organizada por nosotros, dejó la escoba. ¿Sabes de lo que estamos hablando? ¿y sabes lo que pasó después?

¡Filo!

El 25 de septiembre la Rock&Pop organizó una conferencia de prensa para que Los Prisioneros le comunicaran varias noticias al mundo. Se esperaba que hablaran sobre Manzanasobre la gira que acababan de hacer en Perú, y sobre la llegada de Álvaro Henríquez a la banda. Por si fuera poco, acababan de acordar que harían una gira juntos en compañía de Café Tacvba. 

Pero la prensa y los fans solamente preguntaban por la escandalosa salida de Claudio Narea de la banda. Todos querían saber sobre la supuesta carta que escribieron Jorge González y Miguel Tapia para expulsarlo, a pesar de que los integrantes intentaron pronunciarse sobre lo que realmente querían conversar. La conferencia, que tenía material para durar horas, finalmente solo transcurrió durante tres minutos. 

Al mayor estilo de Jorge, les gritó «daaaaale con la carta de Claudio Narea ¡filo con ustedes!«, botó todo lo que había en la mesa y se retiró. Te dejamos otro video para que puedas apreciar el momento desde otro ángulo. Atenti, porque los reflejos de Tapia lograron salvar un inocente vaso con agua.

Pato Cuevas, parte de R&P en esa época, recordó este momento en 2019. Ahí nos contó: «Transmitimos en vivo la conferencia de prensa, se llenó de gente y de medios de comunicación como nunca había pasado y la conferencia duró tres minutosFue tanta la insistencia con la carta que llegó por uno de los fan club, que Jorge reaccionó, tiró todo y se acabó. Fue un hermoso bochorno«. 

En Las Raras Tocatas Nuevas de la Rock & Pop

Pero luego de este momento de furia la banda no se retiró de Eliodoro Yáñez 1783. Estando en el mismo edificio desde donde escribimos hoy, la banda bajó hasta el segundo piso subterráneo y se encerró a grabar el disco En Las Raras Tocatas Nuevas de la Rock & Pop. Según Cuevas, esta sesión la hicieron con toda la calma del mundo, como si nada hubiera pasado.

De esta sesión se extrae uno de los covers más emblemáticos de Los Prisioneros: su propia versión de «My Sharona«, original de The Knack. Marcelo Aldunate, quien fue director de la radio en ese momento, también nos contó:«Yo recuerdo que por primera vez vi a un Jorge González descontrolado, cosa muy rara en él que siempre fue irónico, de declaraciones duras, pero acá perdió el control». Y así, cierra con esta maravillosa historia del rock nacional: «Me acuerdo que tuvo un cruce fuerte de palabras con Carlos Fonseca, manager de la banda, y luego de ello se encerraron con Tapia y Henríquez y no sé si fueron dos o diez horas, pero bajaron y grabaron las sesiones de las ‘Raras Tocatas’, de hecho, creo que ese mismo día Sergio (Lagos) les hizo las entrevistas que complementaron la sesión musical y donde no se habló del tema de la conferencia´». 

En este disco además hay covers de Virus, The Beatles, Bee Gees y Los Iracundos. Además, hay dos versiones de canciones de 31 Minutos, motivo por el que también sale acreditado Pablo Ilabaca. Al cierre de «Tangananica, Tanganana» escuchamos a Jorge preguntar «oye, ¿recojamos los micrófonos?«, a lo que Miguel le responde  «sí, vamos, recojámolos».