Por acá todavía no superamos uno de los últimos estrenos de Netflix: la serie animada Maya y los tres. Además que nos robara el corazón, nos quedó dando vueltas que hubiera un personaje que hablara con chilenismos y que fueran tan actuales. Por este motivo es que varios preguntamos si Chimi habla como chilena o si se necesita algo más que usar chilenismos para eso. Acá te contamos un poco más sobre la serie y sobre el transfondo que tiene su historia en términos de lenguaje, con el apoyo de la Doctora en Lingüística Nataly Cancino. 

¿De qué se trata Maya y los tres?

Netflix estrenó el 22 de octubre este proyecto escrito y dirigido por Jorge Gutiérrez, el mismo cerebro que realizó El Libro de la Vida (2014). La animación estuvo a cargo de Jorge R. Gutiérrez, también mexicano y que también participó en la película, además de la serie ¡Mucha lucha! (2004). Este reciente estreno narra las aventuras de Maya, una princesa guerrera que se propone tomar ls riendas de su destino y salvar al mundo. Para lograrla busca el apoyo de tres guerreros.

¿Chilenismos en Mesoamérica?

Dentro de todo lo emocionante que es Maya y los tres, lo más destacable son las intervenciones de Chimi,  en las que usa expresiones típicas de Chile. Por ejemplo, ella dice «Cállense, par de weones» y «Yo me lo piteo». Para entender mejor esto, conversamos con la Doctora en Lingüística Nataly Cancino, especialista en el español de América. 

La Dra. Nataly nos explica que, dentro de esta serie que toma rasgos del mundo político y mítico mesoamericano, los personajes usan variedades dialectales de diferentes zonas. Algunas provienen del centro de México, de la costa veracruzana, e incluso del exterior. En el caso de Chimi, ella usa chilenismos informales y coloquiales, con voseo verbal en la segunda persona singular, como ‘podai‘, ‘vai‘ y ‘tengai‘. 

Sin embargo, agrega ella, Chimi no habla como chilena. Ella solamente usa estos chilenismos, pero varios de los otros rasgos extán exagerados y adaptados. Esto ocurre con la aspiración -s codal, que es lo que llamamos comernos las s al final de las palabras al hablar; o con la pérdida de consonantes intervocálicas, que sería no pronunciar algunas consonantes dentro de las palabras. Otra factor importante es la curva suprasegmental, que conocemos como la entonación o el acento del habla, y que acá se aleja del español de Chile. Con todo esto, la Dra. Cancino cierra: «Hay que destacar que se trata de algunos rasgos seleccionados por la ficción, pero no se trata de un personaje que ‘hable como chilena'». ¿Responderá a intereses del mercado? ¿será que hay una apreciación hacia el habla de Chile?