Cada vez Chile avanza más dentro de los campos de la ciencia. En el área de la paleontología nunca había tenido tanta fuerza como ahora, y ayer se realizó una conferencia de prensa especial para presentar el último dinosaurio descubierto. ¿Te habías imaginado que podríamos vivir un momento así? Acá te contamos todo.

La maravilla del descubrimiento

En febrero del 2018 un grupo de cinetíficos de la Universidad de Chile realizó un hallazgo desconcertante. Estaban en el Valle de las Chinas, una zona casi desconodida y escondida cerca del Parque Nacional Torres del Paine, en la Región de Magallanes, y extrajeron un bloque con restos de fósiles. Al revisarlo pudieron constatar que se trataba del 80% de la estructura ósea fosilizada de una criatura que no estaba registrada.

Al investigarlo con profundidad, reconstruirlo e investigaron, llegaron a la conclusión de que era un dinosaurio del periodo Cretácico Superior. Y más aún, podría ser un posible enlace entre los Estegosaurios y los Anquilosaurios. Según Sergio Soto es un anquilosaurio transicional, “es decir, un eslabón evolutivo entre los anquilosaurios y otros linajes más antiguos de dinosaurios acorazados. Stegouros tiene solo algunos de los rasgos que normalmente se encuentran en anquilosaurios, particularmente en el cráneo, pero muchos otros están ausentes. También tiene algunos rasgos parecidos a los estegosaurios, heredados desde un ancestro común con ellos, pero que otros anquilosaurios perdieron en la evolución».

Sergio Soto Universidad De Chile Stegosaurum Elengassen
Sergio Soto – Universidad de Chile

¿Cómo se llama este nuevo dinosaurio?

El equipo de la U. de Chile lo bautizó Stegouros elengasse: stegourus quiere decir ‘cola techada’ y elengassen es el nombre de un monstruo mítico de los Aonik’enk o tehuelches del sur. Debido a la forma angosta hacia la punta y  levemente curva de su boca, similar al pico de las aves, se estima que se alimentaba de helechos. En su espalda tenía filas de placas dérmicas óseas, similares a tejas, que lo protegían. Pero una de sus características más importantes es el mazo que tiene en la punta de su cola, una posible arma de defensa. 

Fósil Stegouros Elengassen
Fósil Stegouros Elengassen

Alexander Vargas, que también estuvo en el estudio, explicó: «los espectaculares estegosaurios se encuentran entre los dinosaurios más reconocibles, tanto por sus famosas placas dorsales verticales como por su arma en la cola con púas pareadas. Los anquilosaurios avanzados, en cambio, son famosos por sus anchas espaldas acorazadas por filas de osteodermos, y por tener una enorme maza redondeada en el extremo de la cola. Claramente, el arma de la cola en nuestro dinosaurio era ninguna de las anteriores”. 

Este el último de los cuatro dinosaurios hallados únicamente en Chile, luego del  Atacamatitan chilensis, el Arackar licanantay y el Chilesaurus Diegosuarezi. Pero además, es el primero de su familia, sobre lo que Vargas añade: «Es primera vez que tenemos un buen vistazo a lo que es un Anquilosaurio Sudamericano. Se sabía que existían por algunos pedacitos de huesos, pero se pensaba que eran formas norteamericanas que habían pasado a Sudamérica».