El gobierno británico reconoció a estos animales, junto a otros, como seres vivos capaces de experimentar sensaciones como angustia y alegría, entre otras. Esto es parte de la Ley de Bienestar Animal del Reino Unido, la que busca establecer un trato ético con los animales.

¿Qué es un animal ‘sintiente’?

De acuerdo a lo que informa National Geographic, los seres de esta categoría cuenta con sistemas nerviosos complejos, por lo que pueden experimentar una amplia variedad de sensaciones. Esto hace que puedan sentir dolor emocional junto a otras emociones, como angustia, dolor, sed, hambre, calidez, alegría y consuelo. Además, este proyecto considera también a todos los crustáceos decápodos y moluscos cefalópodos.

cangrejito pixabay

El doctor Jonathan Birch, que encabezó las investigaciones que sustentaron esta ley, explicó que ahora estos animales estarán protegidos por el Reino, además de la ciencia. Así, declaró: «Me complace ver que el gobierno implementa una recomendación central del informe de mi equipo. Después de revisar más de 300 estudios científicos, llegamos a la conclusión de que los moluscos cefalópodos y los crustáceos decápodos deben considerarse sensibles y, por lo tanto, deben incluirse en el ámbito de la ley de bienestar animal». 

Langosta Pixabay

El ministro de Bienestar Animal de Reino Unido, Lord Zac Goldsmith, explicó «La ciencia ahora es clara en el sentido de que los crustáceos y moluscos pueden sentir dolor y, por lo tanto, es justo que estén cubiertos por esta legislación vital». 

¿Qué sigue ahora?

De aquí en adelante, este reconocimiento del Reino viene con una guía sobre cómo tratar mejor a estos animales. Por ejemplo, se recomienda no cortarles las uñas, no dañarles su péndulo ocular y no hervirlos vivos sin antes aturdirlos. Es decir, pese a su nueva categoría aún es posible matarlos y comerlos.

Otros de los cambios que propone este proyecto son sobre cómo transportarlos, aturdirlos y sacrificarlos. Además, solamente podrán ser manipulados por expertos y personas capacitas.