Este 26 de noviembre de 2021 se cumplen 30 años de uno de los grandes discos de Michael Jackson. Se trata de Dangerous, su octavo trabajo como solista. El cual le cuatro nominaciones a los Premios Grammy, y excelentes hits como Remember The Time, In The Closet, y Black or White.

Sin embargo, dentro de la lista de canciones de esta obra icónica de la década de 1990, existe una canción muy especial que el artista grabó y dedicó a uno de sus grandes amigos.

¿Quién fue Ryan White, símbolo de la lucha contra el VIH/SIDA?

Se trata de Ryan White, una adolescente estadounidense de Kokomo, Indiana, que se convirtió en una figura nacional del VIH/SIDA en su país luego de que lo expulsaran de su escuela debido a la infección. Él tenía hemofilia y se infectó con VIH tras una transfusión de sangre contaminada. Y cuando se le diagnosticó la enfermedad en 1984, se le dio sólo 6 meses de vida.

Cabe destacar que en esa época, la infección aún no se entendía mucho socialmente y también existían prejuicios que la rodeaban. Y aunque los médicos dijeron que no representaba un riesgo para otros estudiantes, cuando White intentó regresar a su escuela, padres y profesores de la ciudad se manifestaron contra su asistencia.

Esto conllevó a que su familia se embarcara en una batalla legal contra el sistema escolar. Y tras la cobertura mediática, White se convirtió en una celebridad nacional y portavoz de la investigación del SIDA y la educación pública.

El niño a quien dedicó y aparece en el video de Gone Too Soon

Todo esto llegó a oídos de Michael Jackson, quien decidió contactarse con él y su madre, llegando a desarrollar una gran amistad. Al respecto, su madre dijo: «Es una relación realmente buena. Se divierten. (Michael Jackson) trata a (Ryan White) como si no estuviera enfermo. Y Ryan trata a Michael Jackson como si no fuera una celebridad«.

Incluso, el «rey del pop» le compró un automóvil Ford Mustang rojo e invitó a ambos a pasar tiempo en su rancho de Neverland, California. Fue así como pasaron 5 años desde el diagnóstico, impresionando a los médicos, falleciendo finalmente en abril de 1990, poco antes de completar la escuela secundaria. A su funeral llegó Michael Jackson, Elton John, y otras celebridades.

Fue así como el artista decidió grabar una canción de Dionne Warwick, llamada Gone Too Soon, la cual dedicaría a su amigo Ryan White y que incluiría en su disco, Dangerous (1991). Esta se lanzó como el noveno y último sencillo del trabajo discográfico el 1 de diciembre de 1993, el Día Mundial del SIDA.

Asimismo, se incluyeron imágenes de Ryan White en el video oficial de la canción, donde también sale con el artista: